Jardín Escultórico de Edward James, sueño entre la vegetación

Jardín Escultórico de Edward James, sueño entre la vegetación

Surgido de la imaginación de un hombre de origen británico, soñador y con alma de artista, este inmenso jardín maravilla a sus visitantes

ícono de ¿Qué hacer?
ícono de moneda México Ruta Mágica

Costos

100 pesos adultos, 65 pesos niños de 6 a 12 años y adultos mayores, 0 pesos niños menores de 6 años y pobladores de Xilitla

ícono de moneda México Ruta Mágica

Horarios

8:00 a 16:00 hrs.

ícono de moneda México Ruta Mágica

Ubicación

Jardín Escultórico Edward James, Las Pozas, Barrio La Conchita, Xilitla, S.L.P., México

Janeth Pampín
México Ruta Mágica

Oculto en la Huasteca Potosina, existe un jardín fuera de serie que te fascinará desde el primer momento, en él las figuras pierden su forma original para transformarse en imágenes oníricas que te llevarán a un mundo inusitado, un mundo que sólo podrás explorar en Xilitla.

Es el Jardín Escultórico de Edward James, en el que la vegetación y las formaciones de concreto parecen surgir de la misma semilla, aquí los senderos parecen interminables y a cada paso que des, las alas de tu imaginación volarán más alto.

Puede que te pierdas en determinado momento, pero esa quizá es una de las mejores maneras de encontrarse directamente con el encanto de este mágico lugar concebido por el excéntrico millonario británico Edward William Frank James a mediados del siglo pasado.

las-pozas-xilitla-san-luis-potosi

Foto: México Ruta Mágica / Daniel Casas

Un jardín surrealista

“El surrealismo es un dictado de tu pensamiento sin la intervención reguladora de la razón y ajeno a toda preocupación estética o moral”, reza una de las definiciones más puras de esta corriente artística, la cual se refleja en cada uno de los rincones y edificios de este jardín fantástico.

Aquí encontrarás escaleras sin destino, puertas que no conducen a ninguna parte y estructuras inacabadas, cada detalle es fruto de la caprichosa imaginación de Edward James y su deseo de convivir estrechamente con la naturaleza; él decía que muchos años después de su muerte, la gente intentaría entender el porqué de cada una de las estructuras sin comprender que, en realidad, éstas no tenían un fin determinado.

En este lugar podrás apreciar los inicios de la bioarquitectura, una tendencia en la que la construcción se integra a la naturaleza, privilegiando las formas redondeadas sobre las agudas, sin dejar de lado la conexión con la tierra y el flujo de energías positivas. Aquí, la naturaleza mimetizada con las enigmáticas figuras da como resultado vistas únicas e inolvidables.

las-pozas-xilitla-san-luis-potosi

Foto: México Ruta Mágica / Daniel Casas

¿Quién fue Edward James?

Edward James nació el 16 de agosto de 1907 en Escocia y fue llevado a la mansión West Dean, en Inglaterra, cuando apenas tenía tres meses. Fue el quinto hijo y único varón después de cuatro niñas, y ahijado del Rey Eduardo VII.

Su padre murió cuando él tenía apenas 5 años y fue así como heredó la gran fortuna de la familia, sin embargo, la relación con su madre no era la mejor y cuando era pequeño, ella lo envió a internados donde las condiciones de convivencia eran difíciles, aunadas a un duro trato.

Se dice que, durante las vacaciones, visitaba pocas veces la mansión de West Dean y cuando lo hacía, lo encerraban en su cuarto, del que sólo podía salir cuando su nana le abría. Así, pasaba muchas horas en soledad, envidiando a los hijos de la servidumbre, quienes podían entrar y salir de la casa a placer para jugar en el patio o salir de paseo.

Entre su aburrimiento y desesperación, el pequeño Edward se refugiaba bajo las sábanas y con su enorme imaginación creaba mundos mágicos que le permitían evadir su realidad y sentirse libre. De entre todos estos mundos, uno fue el más especial, Seclusia, que significa “sin encierro”, y fue ese, precisamente, el lugar que volvió realidad en Xilitla.

En Seclusia podrás encontrar la expresión más pura del surrealismo, ya que hallarás grandes esculturas que llamarán tu atención, como casas sin paredes, estructuras invertidas, escaleras muy altas y sin barandal que no te llevan a ningún lado, puertas y ventanas que no se abren o umbrales que al cruzarlos te conducen a un mismo sitio.

las-pozas-xilitla-san-luis-potosi

Foto: México Ruta Mágica / Daniel Casas

El Jardín del Edén, como lo llamaba, era para James un lugar donde podía hacer lo que quería, se dice que andaba desnudo por toda la extensión del jardín, transportado en andas como si fuera un rey, o descalzo, sintiendo la tierra debajo de sus pies. En la parte más alta de este jardín se encuentra un espacio llamado El Sarcófago, donde el creador de este espacio fantástico se recostaba a meditar en una laja con el molde de su cuerpo, algunas veces ponían velas a su alrededor y simulaba su muerte.

El arribo a Xilitla

Cuando Edward James llegó a Ciudad Valles en el verano de 1945 junto con su amigo Plutarco Gastélum, preguntó por unas flores exóticas, las orquídeas, a lo que la gente le respondió que podría encontrarlas en Xilitla, un pequeño pueblo enclavado en la Sierra Madre Oriental. Al llegar al lugar, nuestro personaje dijo que, de ser posible, compraría el pueblo entero.

Le gustaba este sitio porque el acceso no era sencillo y había poca gente, y aunque no pudo comprar el pueblo entero, se hizo propietario de 37 hectáreas y todas la puso a nombre de su amigo Plutarco, quien más adelante se convirtió en el administrador de los bienes de James en México.

En lo que ahora es el jardín, Edward James tuvo más de 15 mil botones de orquídeas, además de muchos animales como ocelotes, venados cola blanca, patos, flamencos, boas, loros, tortugas, etc. En 1962 una gran helada terminó con todas estas orquídeas, y fue así como James decidió hacer las construcciones de concreto para que ningún cambio climático pudiera afectarlas.

las-pozas-xilitla-san-luis-potosi

Foto: México Ruta Mágica / Daniel Casas

Para dar forma a su mayor sueño, James tenía bajo su mando al carpintero Don José Aguilar, oriundo de Pinal de Amoles, Querétaro, quien se dedicó a crear los moldes de madera que se utilizaban para hacer las impresionantes estructuras de hormigón que se ven en el jardín, mismos moldes que son reconocidos hoy como obras de arte por derecho propio.

Espíritu de artista

Edward James siempre se vio interesado por las artes, a los 15 años comenzó a escribir poesía y a los 19 entró a la Universidad de Oxford para estudiar literatura. En los años 1930 creó su propia imprenta, “James Press”, donde publicaba sus poemas. También fue mecenas de muchos artistas, entre ellos Salvador Dalí, Leonora Carrington, Remedios Varo, Pedro Friedeberg, Luis Buñuel, René Magritte e incluso Coco Chanel, quien diseñaba las batas que él lucía.

Su interés por las artes lo llevó a conocer a quien fue su esposa por años, Tilly Losch, y creó una academia de ballet para ella llamada “Les Ballets”, la cual produjo y presentó la obra “Los 7 Pecados Capitales”, en la que su consorte era la bailarina principal.

Después de muchos problemas, ella le pidió el divorcio, aunque más que los conflictos, se dice que fue el interés lo que la movió a exigir la separación, pues mucho se cuenta que ella nunca lo quiso y que lo único que deseaba era quedarse con su dinero. Así que James retrasó el proceso lo más que pudo y, mientras tanto, encomendó a alguien seguir a su esposa y fue así como descubrió una infidelidad que le permitió divorciarse sin que ella se quedara con nada de su gran fortuna.

“Si muero dentro de ti”

Edward James dijo alguna vez que si moría en México, quería ser congelado y colgado donde inicia la cascada más alta del jardín para que así su cuerpo se fuera deteriorando con el paso del agua y pasara por todo el arroyo y las pozas que tanto amó. Sin embargo, ese fúnebre deseo no le fue concedido, ya que el escocés murió en 1984 de una trombosis en San Remo, Italia, y fue sepultado en West Dean.

las-pozas-xilitla-san-luis-potosi

Foto: México Ruta Mágica / Daniel Casas

En el pueblo de Xilitla, también era dueño de una casa conocida como “El Castillo”, que se encuentra en el centro de la localidad potosina y ahora es un hotel conocido como Posada El Castillo, donde James tuvo muchos invitados importantes, entre ellos Leonora Carrington, quien pintó un mural en ese inmueble. Hoy puedes visitar esa “casa” u hospedarte en ella.

El poeta

«Porque he visto tanta belleza como rara vez se puede ver, estaré agradecido de morir en este pequeño cuarto, rodeado de la floresta, de la gran penumbra de los árboles. Mi única penumbra, y del murmullo, el murmullo del verdor…» – Edward James


Etiquetas de este artículo:
edward james , jardín , pozas , sureealismo , surrealista , xilitla ,

tus comentarios son muy importantes para nosotros