No. 40 México Ruta Mágica – Callejoneadas de Guanajuato: Romance y Leyenda

¡ Mira la revista en línea ahora !
Navega entre estrellas en el Tour de Luciérnagas - Artículo de México Ruta Mágica

Navega entre estrellas en el Tour de Luciérnagas

Hay muchos tours de luciérnagas en México, pero sólo uno en lancha: el de la Presa La Soledad, en Tlatlauquitepec

Tour de Luciérnagas en la Presa La Soledad, Tlatlauquitepec, Puebla. Foto: México Ruta Mágica / Daniel Casas
ícono de tip viajero

  • Lleva ropa abrigadora
  • Piensa en prendas para la lluvia
  • Pasa antes a la Cascada Tenexate
  • Respeta las indicaciones de los guías
  • Tu mascota es bienvenida, ¡llévala con correa!


La temporada de luciérnagas se disfruta de una forma muy especial en Tlatlauquitepec, ya que cada año es posible abordar una lancha en la Presa La Soledad, ubicada a sólo 40 minutos del centro de este Pueblo Mágico, para admirar a estos pequeños bichos de luz mientras navegas.

De mayo a septiembre se vive una de las mejores experiencias en la Presa La Soledad y nosotros tuvimos la oportunidad de tomar el primer tour de la noche, por lo que llegamos poco antes de las 19:30 horas para abordar una pequeña y colorida canoa.

Los encargados del tour te reciben en un pequeño embarcadero, zona en la que también puedes dejar tu auto. Ahí te equiparán con todo lo necesario para abordar y comenzar a navegar, el uso de chaleco salvavidas es obligatorio y se te proporciona en el lugar.

tour-presa-la-soledad-tlatlauquitepec

Embarcadero de la Presa La Soledad, en Tlatlauquitepec, Puebla. Foto: México Ruta Mágica / Daniel Casas

Antes de zarpar, conocerás todas las reglas para realizar la visita a las luciérnagas de forma responsable, debes considerar que no podrás hacer ruido excesivo durante tu visita a la zona donde las luciérnagas se aparean, no podrás usar luz, flash o lámparas, no debes tirar basura y, por supuesto, está prohibido capturar a estos animalitos.

Cuando todas las indicaciones quedaron claras, subimos a la embarcación. La noche aún no caía y, por ende, las luciérnagas no eran visibles, sin embargo, comenzamos a avanzar. Nuestro guía nos prometió que a aproximadamente 3 kilómetros del embarcadero, comenzaríamos a apreciar los destellos intermitentes de las luciérnagas entre los árboles.

En medio de la oscuridad

No hay prisa por que la noche llegue, cada minuto previo a llegar a la zona de luciérnagas vale la pena. Mientras nuestro guía rema, disfrutamos del impresionante paisaje que regala bellas postales a cada instante, entre penumbra y neblina.

Después de aproximadamente 30 minutos de navegación, la luz se fue haciendo más tenue y mientras el sol se despedía, comenzaron a aparecer poco a poco los destellos que, más tarde, poblarían casi en su totalidad las arboladas que rodean la presa.

tour-presa-la-soledad-tlatlauquitepec

Aspecto de la Presa La Soledad al caer la noche. Foto: México Ruta Mágica / Daniel Casas

Conforme pasan los minutos, la cantidad de luciérnagas que comienzan a iluminarse va en aumento, cada vez son más y más los destellos que se puede percibir entre las sombras de los árboles, en un espectáculo natural incomparable que es complementado por el canto de los grillos y las cigarras.

Pero en este sito mágico, las luciérnagas no lo son todo, el escenario se vuelve perfecto cuando miramos hacia el cielo. Nos recostamos un poco en la parte trasera de la canoa y al levantar la vista pudimos apreciar un cielo estrellado casi en su totalidad.

Ese fue un momento de total relajación que nos llevó a vivir una experiencia incomparable al contemplar la inmensidad del firmamento tapizado de estrellas, en tal cantidad que daba la impresión de que podíamos tocar las luces del cielo con tan sólo estirar los brazos hacia ellas.

Increíble espectáculo

Fue realmente impresionante ver reunidas a tantas luciérnagas en un solo lugar, a orillas de las aguas sobre las que navegábamos. A pesar de ser tan pequeñas, estos bichos luminosos nos regalaron un momento, literalmente, esplendoroso.

Las luciérnagas, impresionantes por generar luz propia, son inofensivas, no hacen ruido ni son una plaga. Y cada año, de mayo a septiembre, en temporada de lluvias, llegan hasta las orillas de la Presa La Soledad para aparearse.

A pesar de su fragilidad y de verse amenazadas por la deforestación y la urbanización, los pequeños insectos nos regalaron en Tlatlauquitepec un espectáculo luminiscente único en la naturaleza.

Debido a que se encuentran en peligro de extinción es importante respetar su hábitat durante el recorrido en lancha. Nosotros fuimos los invitados en esa noche especial, por lo que procuramos ser cautelosos y respetuosos.

La luz fue algo que tuvimos que evitar, no usamos teléfonos, cámaras con flash, linternas o algún objeto luminoso, ya que la luz artificial es una de las principales amenazas para estos insectos de la familia de los lampíridos.

El “secreto” de las luciérnagas

Las luciérnagas tienen un órgano fosforescente en la parte inferior del abdomen que les permite brillar en la oscuridad. La reacción entre la luciferina de su órgano fosforescente, el oxígeno de su respiración y el trifosfato de adenosina de sus células da como resultado ¡luz!

Cuando volvíamos al embarcadero y aún disfrutábamos de la luminiscencia de las pequeñas luciérnagas, también centrábamos nuestra atención en el agua, ya que nuestro guía nos explicó que es común, por las lluvias, que estas pequeñas caigan a la presa.

Antes de que se ahoguen, es importante ayudarlas y rescatarlas del agua con mucha delicadeza. Nosotros nos encontramos con una luciérnaga que luchaba por no hundirse y la rescatamos.

Luego de tenerla en nuestras manos, nos recomendaron que la dejáramos caminar sobre nuestras palmas y brazos, y la luciérnaga, a quien llamamos “Luciferina”, sólo pudo volar hasta que sus alas se secaron.

“Luciferina” nos acompañó hasta el embarcadero, en donde la dejamos en una zona de árboles, ahí sus alas terminaron de secarse y finalmente pudo volver a volar y regresar hasta donde se encontraban las demás luciérnagas. Nuestro recorrido fue de aproximadamente hora y media.

Parada obligada

Prevé unos treinta minutos más antes de la hora en que pienses llegar a la Presa La Soledad, para que, en el camino, puedas conocer la Cascada Tenexate y hacerte unas fotografías ahí. Se encuentra a sólo 5 minutos del embarcadero.

La Cascada Tenexate impresiona por su espectacular caída de 83 metros, se encuentra ubicada exactamente en la comunidad de Coatectzin Oriente, perteneciente al municipio de Tlatlauquitepec.

cascada-tenexate-tlatlauquitepec

Vista de la Cascada Tenexate, en Tlatlauquitepec, Puebla. Foto: México Ruta Mágica / Daniel Casas

Poder admirar esta enorme caída de agua a orilla de la carretera no tiene precio, y vale completamente la pena vivir la experiencia de situarte en la parte más baja de ella para contemplarla y sentir la brisa que despide en su trayecto y al caer sobre las rocas.

Takiskiany

El Tour de Luciérnagas en la Presa La Soledad es ofrecido, de la última semana de mayo a la primera semana de septiembre, por los integrantes de la organización Takiskiany; fuera de este periodo, proponen otras actividades igual de interesantes.

Fuera de los meses mencionados arriba, puedes disfrutar de un paseo en lancha en el que podrás realizar avistamiento de aves, visitar la Cascada del Túnel I, la Cueva Pata de Elefante, conocer la historia de la presa e incluso pescar. También puedes realizar la Ruta del Café, en la que conocerás el proceso de producción artesanal.



tus comentarios son muy importantes para nosotros