Algunos aspectos del mezcal que quizá no conocías
Foto: José Castañares / México Ruta Mágica
Publicidad

Algunos aspectos del mezcal que quizá no conocías

Es una de las bebidas que recientemente ha ganado gran popularidad y es más antigua de lo que se pensaba

En los últimos años, el mezcal se ha convertido en una de las bebidas más emblemáticas de México y, sin duda, también ha sido reconocido a nivel internacional. Esta bebida creada de la destilación del corazón del agave ha ganado popularidad gracias a su delicioso sabor, tradición e historia.

Si te consideras amante del mezcal. ¡Tienes que checar los siguientes datos que quizá no conocías!

Foto: José Castañares / México Ruta Mágica

  • La palabra mezcal se origina del náhuatl mexcalli que significa “maguey cocido”.
  • La bebida sigue un largo proceso y es que todo inicia desde la plantación de los agaves, que normalmente tardan en madurar de 6 a 8 años, sin embargo, algunas especies pueden tardar ¡hasta 20 años antes de poder ser utilizadas en la elaboración del mezcal!
  • Existe una denominación de origen, razón por la cual sólo algunos lugares de México pueden producir mezcal y son: Oaxaca, Michoacán, Guerrero, Zacatecas, Guanajuato, Durango, San Luis Potosí, Puebla y Tamaulipas. La garantía de esta denominación de origen se encuentra asentada en la Norma Oficial Mexicana.
  • Hay dos tipos de agave que pueden cultivarse de manera regular, el agave espadín y el agave madrecuixe, el resto son silvestres, lo que significa que nacen, crecen y se reproducen sin que se pueda tener control sobre ellos. Lo anterior hace que el mezcal de agave silvestre sea considerado “de lujo”.
  • Se ha comprobado que el mezcal tiene beneficios para la salud, por ejemplo, mejora la digestión, ayuda a relajar, calma el dolor y evita inflamaciones.
  • A diferencia de lo que ocurre con el vino, que entre más años tenga adquiere un mejor sabor, en el mezcal el mejor gusto se disfruta en los considerados jóvenes.
  • ¡No lo tomes como shot! Cuando bebas mezcal, hazlo poco a poco, en pequeños sobros, ya que regularmente una botella contiene 45° de alcohol por litro, así que disfruta de la bebida y saboréala con calma.
  • La temporada de invierno no favorece la producción de mezcal debido a que las bajas temperaturas provocan que el proceso de fermentación, por el que los azúcares se convierten en alcohol, se vuelva más tardado.
  • Es una bebida 100 por ciento prehispánica, ya que una investigación de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) comprobó que la bebida no tiene su origen en los años 1650, como se sabía, sino desde alrededor del año 400 a. C., por lo que el proceso ya existía en el país mucho antes de la Conquista -con la que, se pensaba, había llegado el proceso de destilación- y se realizaba de forma artesanal en ollas de barro.

Foto: José Castañares / México Ruta Mágica