El sabor de Chiapas, mil gustos en el paladar - Ruta Gastronómica
Publicidad

El sabor de Chiapas, mil gustos en el paladar

Además de sus bellezas naturales, sus costumbres, tradiciones y su historia, la gastronomía es uno de los atractivos chiapanecos más importantes

04 Nov 19

Hablar de un balance perfecto entre la comida de origen criollo y la indígena es sólo una de las diferentes formas en que podría describirse a la gastronomía chiapaneca, toda una experiencia desde el primer bocado. Dependiendo de la región, los platillos son altamente variados, pero igualmente ricos.

La experiencia gastronómica en este estado es única, en la preparación de cada platillo destaca el empleo de ingredientes regionales gracias a los cuales las antiquísimas recetas que resguarda la cocina chiapaneca prevalecen hasta nuestros días.

Lo mejor de todo es que la experiencia de comer “a lo chiapaneco” no requiere de un alto presupuesto ni de vestidos largos o un esmoquin, simplemente se necesita tener espíritu aventurero, pues los sabores de esta entidad se encuentran a la vuelta de cada esquina o mercadito.

El chef británico Jamie Oliver ha comentado en repetidas ocasiones que “el silencio es el sonido de una buena comida” y puedo decir que en la experiencia con la gastronomía chiapaneca, cada nuevo platillo venía acompañado de un silencio placentero.

Pan y torta compuesta

En Comitán de Domínguez es resguardado uno de los mejores panes de México, se trata de una especie de pambazo de extraordinario sabor que se rellena con frijoles refritos, zanahoria y carne de cerdo deshebrada, también hay quienes le agregan mayonesa y picante.

Su sabor es incomparable y se distingue de cualquier otro pan de esa región, y me atrevo a decir que del país. Encontrarlos en Comitán es de lo más común, sin embargo, fuera de este Pueblo Mágico no es fácil conseguirlos y no tienen el mismo sabor.

Tamales de chipilín

Definitivamente son una estrella de la cocina en la región, están elaborados con la planta de chipilín (de ahí su nombre) que crece en Centroamérica y que cuando no es utilizada para algún remedio, da un excelente sabor a la masa de tamales.

En puestos de comida aledaños al Parque de la Marimba, en el corazón de Tuxtla Gutiérrez, encontrarás a vendedores de estos peculiares pero deliciosos tamales. Los hay con queso, con pollo, y puedes acompañarlos con un delicioso vaso de agua de jamaica. Olvídate de dietas y disfruta de esta gran comida.

Cochito

Originario del Pueblo Mágico de Chiapa de Corzo, el cochito, también llamado cochito horneado, es un platillo elaborado con carne de cerdo que se acompaña de un caldo -una suerte de “molito aguado”- que se conoce como “recado”.

Suave al paladar, de textura parecida a la de la barbacoa, es una excelente experiencia gastronómica que puedes encontrar tanto en restaurantes como en mercados. Si te encuentras en Tuxtla, el Mercado Municipal Juan Sabines te dará un acercamiento delicioso a esta comida, ya que puedes encontrarla en cualquier comedor.

Huevos con camarón

Los huevos al gusto son parte de la historia universal, Dr. Seuss les creó una historia muy famosa llamada “Huevos verdes con jamón”, pero yo jamás había escuchado hablar de los “huevos con camarón”, que son parte del día a día en las costas chiapanecas.

En el municipio de Tonalá, específicamente en la región de Puerto Arista, los restaurantes locales ofrecen este platillo como desayuno, una de las tantas combinaciones que se realiza con los camarones, que son uno de los productos locales más populares, prácticamente integrados a cualquier comida de la zona.

Pozol

En bebidas, el pozol es la estrella de Chiapas, se trata de un preparado líquido muy espeso cuya base es el cacao. También lo encuentras en Tabasco, pero será parte de tu recorrido cotidiano en Chiapas.

Al paladar es una delicia, te permite saborear el chocolate de la región y te refresca al mismo tiempo, lo puedes tomar en un timbal y encontrar en todos los rincones de este bello estado del sureste mexicano. Si estás en Chiapa de Corzo, a un costado del Templo de Santo Domingo encontrarás puestos con esta delicia.

“Hueso” o chamorro comiteco

Ya entrados en la comida de Comitán, otro imperdible es el “hueso” o chamorro comiteco. De textura ultrasuave, se deshace en la boca y se complementa con zanahorias y una buena variedad de especias.

Se trata de carne de puerco, la de los brazos y piernas del animal, por lo que el tamaño del platillo es similar en todos lados.