No. 55 Alebrijes, figuras oníricas

Conoce más lugares, tradiciones y artesanías, ¿ya la leíste?
Santiago Tuxtla, conoce esta tierra de cultura, historia y tradiciones - Artículo de México Ruta Mágica

Santiago Tuxtla, conoce esta tierra de cultura, historia y tradiciones

Santiago Tuxtla es cuna de la cultura olmeca en la actual región de Tres Zapotes, donde se halló la cabeza monumental más grande hallada hasta ahora

Foto: Arlette Gordian y Guadalupe Minutti

A inicios de julio de 1970, campesinos de la región de Santiago Tuxtla descubrieron en un predio llamado Cobata, una enorme roca de aspecto esférico semienterrada. Como ni su tamaño ni sus características correspondían a otras rocas del lugar, decidieron informar de su hallazgo al presidente municipal de aquel entonces, don Ignacio Díaz, quien, a su vez, lo comunicó a dos arqueólogos comisionados temporalmente en el municipio: Francisco Beverido Pereau y Robert J. Squier.

Esa roca era, ni más ni menos, que la más grande las diecisiete cabezas monumentales olmecas que se han encontrado hasta ahora, con una altura de 3.4 metros y un peso de aproximadamente 30 toneladas. Una colosal figura que reposa en el corazón de Santiago Tuxtla y que, con sus colosales dimensiones, recibe y admira a los visitantes de ese municipio ubicado en el sur del estado de Veracruz.

santiago tuxtla historia cultura tradiciones

Foto: Arlette Gordian 

En esta región del país, especialmente en Tres Zapotes y San Lorenzo, se asentó la milenaria cultura olmeca, que a su paso dejó una enorme cantidad de vestigios –además de las cabezas monumentales– que actualmente son exhibidos en dos espacios, el Museo Regional Tuxtleco, en el centro de la ciudad, y el Museo de Sitio establecido en la localidad de Tres Zapotes, antes Hueyapan, donde en 1862 el viajero, periodista y explorador –saqueador, para algunos– descubrió la primera cabeza monumental olmeca.

El Museo Regional Tuxteco

Llegamos a Santiago Tuxtla un domingo de septiembre a mediodía, después de haber visitado otros dos municipios pertenecientes a la región de Los Tuxtlas, San Andrés Tuxtla y Catemaco. Bajando de la camioneta, lo primero que percibimos fue el calor típico de las regiones cercanas al mar, un calor por momentos sofocante, pero, en definitiva, muy agradable y nada que no pudiera resolver una paleta congelada o un agua fresca de sabor.

Estacionamos el vehículo a un costado del parque central de Santiago Tuxtla y ahí, desde lejos, tuvimos nuestro primer contacto visual con la cabeza colosal, milenaria escultura encontrada hace más de medio siglo que hoy es símbolo de identidad y orgullo para las personas del municipio. Dejamos el encuentro cercano para más tarde porque nos dirigíamos al Museo Regional Tuxteco.

El museo se encuentra en un inmueble, como muchos de los que se puede apreciar en Santiago Tuxtla, de estilo colonial en el que fueron habilitadas cuatro salas de exhibición donde se puede apreciar los vestigios de la cultura olmeca hallados a lo largo de los años, como los bustos de madera encontrados en El Manatí y piezas de la zona arqueológica de Matacapam, así como vasijas y diversas figuras. Destaca en el interior del museo una figura de Santiago Caballero, el santo patrono del municipio, hecha con madera estofada y que data del siglo XVIII.

La odisea de la cabeza monumental

Después de que los campesinos encontraron la cabeza monumental olmeca de Cobata, en el lugar se estableció un campamento con la finalidad de descubrirla completamente. Después de haberse realizado esta tarea, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) determinó que el municipio de Santiago Tuxtla conservara esta joya arqueológica. Y aunque esta noticia fue motivo de alegría en un principio, también generó inquietud y preocupación.

cabeza monumental museo regional santiago tuxtla

Foto: Arlette Gordian 

Debido a su tamaño y peso y las condiciones geográficas de la zona en la que se encontraba, se antojaba imposible poder mover la colosal escultura de su sitio. Del lugar del hallazgo hacia Santiago Tuxtla solo había una brecha, estrecha y a 600 metros –en su punto más cercano– del lugar donde se encontró la cabeza. Para realizar esta operación se acudió a personal especializado de Petróleos Mexicanos (Pemex), con experiencia en operación y traslado de equipo pesado.

¿Qué más?

De esta manera, se creó un camino de seis kilómetros de largo, desde el campamento establecido en Cobata hasta Santiago Tuxtla, y, después, se excavó un terraplén para poder deslizar la cabeza hasta la plataforma del vehículo que la llevaría a “su nueva casa”. Una vez acomodada, asegurada y protegida con cuerdas y neumáticos en diversos puntos de su superficie, el monolito inició su viaje, al cual duraría dos días completos para ser recibida con júbilo y satisfacción por las autoridades y los habitantes de Santiago Tuxtla en la plaza principal, donde permanece actualmente.

De acuerdo con la plaza que acompaña a la cabeza monumental olmeca de Santiago Tuxtla, “algunos especialistas opinan que representa a un muerto. Destaca de las otras cabezas por la forma estilizada de tocado, los ojos cerrados y la boca, rasgos que le restan la calidad de retrato que poseen las otras. Esta falta de realismo también se observa en la nariz aplastada y sin fosas nasales”.

Belleza natural y tradiciones de Santiago Tuxtla

Santiago Tuxtla, población fundada en 1525, se encuentra entre dos ríos, el Zapoapan y el Tepango, que atraviesa la ciudad de norte a sur. La exuberante vegetación y orografía de Santiago Tuxtla, de la que destacan el Volcán San Martín, al norte, y el Cerro El Vigía, al poniente, crean cuadros de increíble belleza natural que se magnifica durante el ocaso.

La arquitectura de Santiago Tuxtla es predominantemente colonial, de tipo costeño, que se caracteriza por sus enormes pórticos que invitan a caminar y conversar de manera apacible al lado de los grandes edificios, protegidos del sol, o bien, a colocar una poltrona para descansar, disfrutar de un buen café, de la vida, y saludar a los vecinos.

Santiago Tuxtla es considerado como La Capital del Son Jarocho, uno de los motivos de orgullo de sus habitantes que cultivan en La Casa del Fandango, un espacio que alberga los talleres de la Casa de Cultura de Jarana y Zapateado, donde se practica el zapateo en las tarimas y el rasgueo de la jarana, elementos indispensables de la fiesta en esta región del país.

Te podría interesar:

Disfruta de los atractivos del Puerto de Veracruz

Entre las celebraciones religiosas, como en la mayor parte del país, destaca la Semana Santa, en la que se realiza la Procesión del Silencio, en Viernes Santo, donde los fieles acompañan a la Virgen de la Soledad, con velas, vestidos de luto y en completo silencio. Posteriormente, llega la Fiesta de Julio, la más esperada por los tuxtecos, que incluye la festividad en honor a Santiago Apóstol, santo patrono de la ciudad y la conmemoración de la fundación mestiza de la misma; también se realiza una cabalgata, en la que participan personas de la cabecera municipal y de otras localidades, que es considerada una de las más grandes del estado.

Fiestas de Santiago Tuxtla

En estas fiestas aparecen también los líceres, personas vestidas con un mono simulando, generalmente, la piel de un jaguar –aunque también pueden ser multicolores–, con capucha que cubre completamente el rostro y un lazo o látigo en la mano. Los líceres son, generalmente, jóvenes que se organizan en grupos, por barrios, y salen a las calles a danzar y jugar con la gente, a la que cargan sobre sus hombros y les dan vueltas con intención de marearle. El origen de esta tradición es incierto, aunque hay quienes dicen que se debe a que los antiguos pobladores de la región se dedicaban a caza jaguares.

fiestas santiago tuxtla veracruz cultura

Foto: Arlette Gordian y Guadalupe Minutti

El 16 de septiembre se realiza un desfile cívico por el Día de la Independencia, en el que participan autoridades municipales y alumnos de varias escuelas, encabezados por la Diosa Libertad, equivalente a la Reina de las Fiestas Patrias en otros sitios del país. Finalmente, los días 24 y 31 de diciembre, se realiza otra de las tradiciones propias de Santiago de Tuxtla: los acarreos del Niño Dios, cuando la gente carga dichas figuras religiosas para llevarlos a un hogar que las acogerá, acompañando esta actividad que se realiza has la madrugada como música de jarana y versos de temática navideña y de Año Nuevo.

Si quieres conocer de México lee nuestra revista mensual y suscríbete a nuestro canal de YouTube:



tus comentarios son muy importantes para nosotros