No. 39 México Ruta Mágica – Celebra a México: Historia, sabor y tradición

¡ Mira la revista en línea ahora !
Rutas de la Independencia, un paseo por la historia - Artículo de México Ruta Mágica

Rutas de la Independencia, un paseo por la historia

Conoce más de la historia de México y de los atractivos turísticos de los lugares que fueron escenario de la Independencia


En este Mes Patrio, quisimos recordar con las Rutas de la Independencia un poco de historia para mantener presentes las razones por las cuales celebramos el 16 de septiembre y destacar los atractivos turísticos de algunos lugares que fueron escenario del movimiento independentista.

Rutas de la Independencia

Autor: Noradoa / shutterstock.com

La Independencia de México es uno de los episodios más importantes del país y uno de los que los mexicanos nos sentimos más orgullosos. Cuando se acerca septiembre, el Mes Patrio, todos presumimos nuestra mexicanidad con banderitas, sombreros, bigotes postizos y hasta la vestimenta completa de charro, para los hombres, o de China Poblana, para las mujeres.

Desde inicios del mes de septiembre, en las calles se respira el ambiente patrio y durante la noche del 15 al 16 de septiembre, cuando se conmemora el Grito de Dolores, la arenga con el que el cura Miguel Hidalgo y Costilla llamó a los mexicanos a la lucha por liberarse del yugo de la Corona española, todo es algarabía y jolgorio tanto en las plazas públicas, donde se realiza la celebración oficial, como en los hogares, donde las mesas lucen repletas de antojitos mexicanos y en el aire resuenan las notas del mariachi y las canciones rancheras.

Te puede interesar:

Historia de la comida mexicana que preparamos este 15 de septiembre

Las Rutas de la Independencia

Hoy, además de orgullo, el 16 de septiembre, Día de la Independencia, significa fiesta, sin embargo, el movimiento que nos dio libertad y fue origen de esta conmemoración, hasta antes de su consumación, el 27 de septiembre de 1821, fue un camino lleno de sacrificios y pérdidas de vidas humanas durante once largos años.

Con la finalidad de rendir un homenaje a los héroes del movimiento libertario, conmemorar los 200 años del inicio de dicho movimiento e impulsar el turismo en el país, en 2010 el Gobierno mexicano, a través de las secretaría de Turismo y de Comunicaciones y Transportes, creó rutas conmemorativas de los lugares que fueron escenario o tuvieron relación con la Guerra de Independencia. En torno a la Independencia, fueron creadas tres rutas: de la Libertad, Sentimientos de la Nación y Trigarante.

Ruta de la libertad

Esta ruta podría considerarse la principal de aquel proyecto, pues inicia en Corralejo (en el actual municipio de Pénjamo), Guanajuato, lugar de nacimiento de Miguel Gregorio Antonio Ignacio Hidalgo y Costilla Gallaga Mandarte, nombre completo de “El Padre de la Patria”, un 8 de mayo de 1753, y finaliza en Chihuahua, Chihuahua, donde fue fusilado el 30 de julio de 1811.

Entre los lugares que destacan —además de los mencionados— por su atractivo turístico en esta ruta, se encuentran Querétaro, Dolores Hidalgo, San Miguel de Allende, Guanajuato y Guadalajara, aunque todos tienen su propio encanto y cuentan con interesantes aspectos que, seguramente, te harán recordarlos siempre.

Ruta de la Libertad

  1. Corralejo, Guanajuato
  2. Querétaro, Querétaro
  3. Dolores Hidalgo, Guanajuato
  4. Atotonilco, Guanajuato
  5. San Miguel de Allende, Guanajuato
  6. Guanajuato, Guanajuato
  7. Morelia, Michoacán
  8. Charo-Indaparapeo, Michoacán
  9. Acámbaro, Guanajuato
  10. Monte de la Cruces, México
  11. Aculco, México
  12. Guadalajara, Jalisco
  13. Puente de Calderón, Jalisco
  14. Pabellón de Hidalgo, Aguascalientes
  15. Acatita de Baján, Coahuila
  16. Chihuahua, Chihuahua

Querétaro, ciudad donde inició el movimiento

Querétaro, una de las ciudades más limpias y hermosas de México, ha tenido un lugar preponderante en la historia de México, de hecho, podría compartir con Dolores Hidalgo el título de Cuna de la Independencia, pues si el inicio oficial se situó en el actual Pueblo Mágico guanajuatense, fue en la capital queretana donde Hidalgo, Ignacio Allende, Juan Aldama, Miguel Domínguez y Josefa Ortiz de Domínguez, los conspiradores de Querétaro, dieron forma al movimiento.

Es imposible recorrer el centro histórico y no rendirse a la belleza de Querétaro, con sus edificios de arquitectura colonial, sus cuidados parques y sus impresionantes templos, como el de Santa Rosa de Viterbo, cuyo interior alberga una impresionante escultura de La Última Cena, con figuras de madera de tamaño natural. Otro de los lugares imprescindibles en tu visita a Querétaro es el Teatro de la República, donde se promulgó la actual Constitución de los Estados Unidos Mexicanos un 5 de febrero de 1917.

Conoce más de los viñedos queretanos en nuestro canal de YouTube:

No puede faltar en la lista la Casa de la Corregidora, hoy Palacio de Gobierno, en donde se gestó el movimiento independentista tras ser descubierta la conjura por el gobierno español. Si eres adepto a las historias trágicas, te recomendamos la Casa de la Zacatecana, donde —se cuenta— una mujer, ciega de pasión, dio muerte a su esposo y a su amante. El Templo de la Cruz es otra visita obligada, donde a un árbol, en uno de sus patios, le crecen espinas en forma de cruz; muy cerca de allí, el Mirador de los Arcos es el punto ideal para admirar el emblemático Acueducto de Querétaro y plasmar, en una fotografía, tu estancia en esta ciudad cuya lista de atractivos es interminable.

Dolores Hidalgo, Guanajuato, el punto imperdible de esta ruta

En esta localidad, hoy Pueblo Mágico, inició la Guerra de Independencia cuando, a las cinco de la mañana del 16 de septiembre de 1810, el cura Miguel Hidalgo hizo sonar las campanas de la Parroquia de Nuestra Señora de los Dolores, donde entre “vivas” a la Virgen de Guadalupe y a la religión católica, así como al rey Fernando VII y “mueras” contra el mal gobierno, llamó a sublevarse contra el virreinato. Ese templo, de cantera rosa y estilo churrigueresco es uno de los atractivos turísticos de Dolores Hidalgo.

Si estás interesado en conocer más acerca del movimiento independentista de México, debes visitar el Museo Histórico Casa de Hidalgo y el Museo de la Independencia, ambos ubicados en el Centro Histórico. Un aspecto curioso en Dolores Hidalgo es que los pobladores parecen experimentar el mismo orgullo por el inicio de la Independencia como por el nacimiento de José Alfredo Jiménez, uno de los compositores más prolijos y más queridos de la canción ranchera que tiene, claro está, su propio museo en su “pueblo adorado”.

No puedes irte de Dolores Hidalgo sin probar sus exquisitas nieves de sabores… poco convencionales, por decirlo de alguna manera. En la Plaza del Grande Hidalgo, la principal, donde puedes encontrar varios puestos para probar, entre otros, los sorbetes de chicharrón prensado, michelada o, nuestra preferida, la de cóctel de camarón. Ahí mismo, en esa plaza, se encuentra el Hijo del Árbol de la Noche Triste, un vástago del ahuehuete donde, se dice, el conquistador Hernán Cortés lloró, el 30 de junio de 1520, la derrota ante los mexicas que le hizo perder la mitad de su ejército.

Rutas de la Independencia

Autor: OJUP / shutterstock.com

San Miguel de Allende, Guanajuato

En esta Ciudad Patrimonio de la Humanidad, declarada así por la Unesco en julio de 2008, nació uno de los actores principales del movimiento independentista de México en su primera etapa: Ignacio Allende (21 de enero de 1769), razón por la cual, desde 1826, se llama San Miguel de Allende, en honor al héroe nacional.

El principal atractivo de San Miguel de Allende, protagonista de miles de postales, pinturas y fotografías es, sin duda alguna, la Parroquia de San Miguel Arcángel, un imponente templo de estilo neogótico e interesantísima historia que sobresale en el centro de esta población, justo frente al Jardín Allende. Detrás de ésta, se encuentra la Calle Aldama (nombrada así por Juan Aldama, otro héroe de la Independencia nacido en San Miguel), con sus talleres de artistas y galerías.

San Miguel de Allende es una ciudad netamente colonial, de impresionante arquitectura, que se ha reinventado con el tiempo sin perder su encanto y actualmente es sede de varios hoteles boutique y un número considerable de spas para relajarte al máximo. Disfruta también de su exquisita gastronomía y activa vida nocturna. Te recomendamos visitar el Santuario de Jesús Nazareno, en Atotonilco, a sólo 8 kilómetros de distancia de San Miguel; es conocido como “la Capilla Sixtina mexicana” por el impresionante trabajo del pintor criollo Miguel Antonio Martínez de Pocasangre, que cubren sus techos y muros con pasajes y personajes religiosos.

Rutas de la Independencia

Autor: Inspired By Maps / shutterstock.com

Guadalajara, Jalisco

Conocida como “La Perla de Occidente”, la capital de Jalisco es una verdadera joya y síntesis de la mexicanidad. A Guadalajara, Miguel Hidalgo llegó el 26 de noviembre de 1810, diez días después de que José Antonio “El Amo” Torres la tomara, en ausencia del entonces gobernador, para convertir a la Nueva Galicia en un bastión de la insurgencia.

Tequila y mariachi son dos palabras muy relacionadas, en el extranjero, con México, y si bien la tradicional bebida no es de Guadalajara, sino de la población que tiene el mismo nombre, desde la capital de Jalisco hay tours para conocer Tequila y las casas dedicadas a elaborar la tradicional bebida; en el camino, o estando ya en Tequila, tomar un “cantarito” es tradición, así que no olvides hacerlo.

Conoce más de la preparación de esta bebida en nuestro canal de YouTube:

Para mariachis, ¡Tlaquepaque! Aunque el origen de este tipo de agrupaciones en México es incierto, nadie duda que es Jalisco la tierra del mariachi y en Tlaquepaque se encuentran los mejores, no por nada, en esta parte de la ciudad de Guadalajara, se realiza cada año el Encuentro Nacional del Mariachi. De la ciudad, no debes perderte la Catedral, los murales de José Clemente Orozco en el Palacio de Gobierno, el Teatro Degollado, el Hospicio Cabañas ¡y las tortas ahogadas y un buen tejuino!

Chihuahua, Chihuahua

Tras ser capturado en las Norias de Acatita de Baján, cerca de Monclova, Coahuila, junto con otros caudillos relevantes, como Allende, Aldama y Mariano Jiménez, el 21 de marzo de 1811, el cura Hidalgo fue enviado a la Villa de Chihuahua, donde más de cuatro meses después, el 30 de julio de aquel año, sería fusilado, dejando en marcha la lucha que haría de México un país independiente.

Para conocer un poco más de aquella época del país, tienes que visitar el lugar donde Miguel Hidalgo y Costilla permaneció preso antes de ser enviado al paredón, el Museo Calabozo de Hidalgo, donde se conserva cartas, ropa y libros que pertenecieron a “El Padre de la Patria”. En el centro de la ciudad de Chihuahua hay que visita la Catedral Metropolitana e interesantes museos como la Quinta Gameros, Semilla y el Museo del Mamut.

Pero si eres de espíritu aventurero y buscas un poco más de adrenalina, enfílate hacia las Grutas de Nombre de Dios y sólo tendrás que hacer un recorrido de 15 minutos, desde el centro histórico, para llegar a estas increíbles cavidades ubicadas debajo del Río Sacramento, sus estalactitas y estalagmitas han tardado en formarse más de 5 millones de años. ¿La foto del recuerdo? Definitivamente en la Puerta de Chihuahua, una escultura del artista Sebastián, de 46 metros altura; se encuentra en el sur de la ciudad.

Quizá te interese:

Batopilas, un mágico destino, enclavado en la Sierra Tarahumara

Ruta Sentimientos de la Nación

La Ruta Sentimientos de la Nación traza el camino seguido por José María Morelos y Pavón —cura que tomó el relevo de Hidalgo y protagonizó la segunda etapa de la Guerra de Independencia— y sus hombres durante su campaña militar por los estados de Michoacán, Guerrero, Oaxaca, Morelos, México, Puebla, Veracruz y Chiapas, territorios en los que “El Siervo de la Nación” dividió a su ejército con la finalidad de crear una “guerra total” en el centro y sur del país, principalmente.

En esta ruta, por relevancia histórica y cantidad de atractivos, destacan las ciudades de Cuautla, Tehuacán, Orizaba, Oaxaca y Acapulco, todas ellas con personalidad propia y un lugar ganado a pulso en el corazón de viajeros nacionales y extranjeros.

Ruta Sentimientos de la Nación

  1. Carácuaro, Michoacán
  2. Nocupétaro, Michoacán
  3. Charo-Indaparapeo, Michoacán
  4. Tecpan de Galeana, Guerrero
  5. Chichihualco, Guerrero
  6. Chilpancingo, Guerrero
  7. Tixtla, Guerrero
  8. Cuautla, Morelos
  9. Tehuacán, Puebla
  10. Orizaba, Veracruz
  11. Oaxaca, Oaxaca
  12. Acapulco, Guerrero
  13. Chilpancingo, Guerrero
  14. Morelia, Michoacán
  15. Puruarán, Michoacán
  16. Ario de Rosales, Michoacán
  17. Apatzingán, Michoacán
  18. Temalac, Guerrero
  19. Ciudad de México
  20. San Cristóbal Ecatepec, Estado de México

Cuautla, Morelos,

En esta ciudad de Morelos, estado que recibió su nombre en honor al caudillo independentista, tuvo lugar uno de los episodios más heroicos del movimiento liberador: el Sitio de Cuautla, del que el ejército del Siervo de la Nación salió avante tras 72 días de asedio por parte de un ejército de 7,000 hombres, entre novohispanos y españoles, comandado por el capitán Félix María Calleja.

En el primer combate, sobresalió un hombrecito de 12 años de edad, Narciso Mendoza, quien permaneció estoico en su puesto y, con los dragones realistas a punto de llegar a él, prendió fuego a un solitario cañón causando grandes pérdidas a las fuerzas oficiales. Este hecho, no corroborado plenamente, dio origen a la leyenda de “El Niño Artillero”, al que hoy en día se considera una representación y homenaje de los cientos de niños que participaron de manera activa en la Guerra de Independencia.

En Cuautla, puedes visitar el Ex Convento de San Diego, un inmueble que data del siglo XVI que, en algún momento de su historia, fue habilitado como estación de ferrocarril, aunque después fue devuelto a la Iglesia. También puedes pasar un día de diversión en el Balneario Agua Hedionda, con agua azufrada a la que se atribuyen propiedades curativas; cuenta con spa, tinas de hidromasaje y piscinas privadas con un pequeño jardín y parrilla. Para conocer más de la historia de México, visita la Casa Museo de Emiliano Zapata,  en la que nació el caudillo de la Revolución Mexicana y alrededor de la cual se ha construido un centro cultural con exposiciones permanentes y temporales, y diversos eventos artísticos.

Tehuacán, Puebla

En 1812, José María Morelos y Pavón llegó a esta ciudad poblana, en cuya Catedral, en la parte posterior del inmueble, habilitó un espacio como cuartel general, al que llamó Palacio Nacional de Tehuacán, y fue el punto en el que planeó la toma de la toma de Oaxaca. Allí también, el Siervo de la Nación firmó varios documentos importantes para el movimiento independentista durante su estancia, del 10 de agosto al 10 de noviembre de aquel año.

Si eres amante de la naturaleza, seguramente quedarás cautivado por la Reserva de la Biosfera Tehuacán-Cuicatán, una región que abarca 50 municipios de los estados de Puebla y Oaxaca. En esa área podrás ver cactáceas gigantes y saber más de ellas en en el Jardín Botánico Helia Bravo Hollis, y si bien no es parte de Tehuacán sino del municipio de Zapotitlán Salinas, a sólo 40 minutos en automóvil podrás conocer un museo paleontológico con fósiles marinos hallados en la región.

Como atractivos de lo que es propiamente la ciudad y el municipio de Tehuacán, debes conocer su Catedral, el Museo Peñafiel, en el que conocerás la historia de los manantiales de agua mineral de la zona, así como el Museo de la Evolución, que muestra, precisamente, las etapas de la evolución no sólo humana sino también de plantas y animales. Fuera de la ciudad, a unos 20 minutos del centro, encontrarás Tehuacán El Viejo, un antiguo centro de culto donde existen vestigios piramidales de la cultura popoloca. Si vas entre octubre y noviembre, ¡prueba el exquisito mole de caderas!

Rutas de la Independencia

Orizaba, Veracruz

El 28 de octubre de 1812 tuvo lugar la Toma de Orizaba, una de las victorias más importantes de José María Morelos y Pavón y sus hombres, ya que además de cortar las comunicaciones entre el Puerto de Veracruz y la capital del país, obtuvo grandes sumas de dinero y pertrechos de los enemigos, aunque este triunfo no estuvo exento de pérdidas para los insurgentes en un primer embate.

En esta ciudad existe un edificio del que pocas personas podrían creer su origen sino hasta verlo: el Palacio de Hierro, diseñado, ni más ni menos que por Gustave Eiffel, el mismo autor de la torre icono de París. Se inauguró el 16 de septiembre de 1894 y actualmente alberga a los museos Cuna del Fútbol, de la Cerveza, Raíces de Orizaba, al Planetario Rodolfo Neri Vela y a las oficinas de Turismo, además de un café y una tienda de souvenirs.

También puedes caminar por el Paseo del Río que puede llevarte a dos lugares diferentes, dependiendo de hacia donde camines. Si te diriges hacia el sur, llegarás al Paseo del Arte, donde podrás admirar murales y esculturas de artistas de Orizaba, y si vas hacia el norte, llegarás a la Reserva Animal, en la que verás jaguares, cocodrilos, venados y monos araña, entre otras especies. Súbete al teleférico que te lleva al Eco Parque Cerro del Borrego y disfruta de las más hermosas vistas de la ciudad y del Pico de Orizaba. Al regreso, ¡descubre todo lo que Orizaba tiene para ti!

Oaxaca, Oaxaca

El 25 de noviembre de 1812, José María Morelos tomó la ciudad de Oaxaca, en ese entonces Antequera, una importante provincia dominada en todos sentidos por los peninsulares. Gracias a esta victoria, el prócer independentista se y sus tropas se allegaron de recursos económicos que les permitieron consolidar el movimiento. En Oaxaca y hasta 1814, Morelos implantó un gobierno regido por los valores insurgentes de igualdad y libertad.

Oaxaca es un lugar especial, lleno de historia, tradiciones y una de las gastronomías que, detrás de su aparente sencillez, esconde ricos y complejos sabores que no se encuentran en ningún otro lugar de México. Después de su plaza principal, el Templo de Santo Domingo de Guzmán es uno de nuestros sitios favoritos, de estilo barroco novohispano, su magnífico interior es, literalmente, deslumbrante con su color dorado, exquisitos relieves y magníficas pinturas. Justo detrás del templo, el relajante Jardín Etnobotánico de Oaxaca.

¿Ganas de comerte a Oaxaca?

No hay mejor sitio para hacerlo que el Mercado Benito Juárez, donde se come las tlayudas más ricas que pueda haber, el delicioso pan de yema, un amarillito —uno de los siete moles de Oaxaca—, el espumoso chocolate Mayordomo o un buen taco de chapulines y un refrescante tejate. En tu caminata por el Centro Histórico, pasa por la Catedral, el Museo Textil y la Basílica de Nuestra Señora de la Soledad, a un costado de la cual venden unas nieves verdaderamente deliciosas. Fuera de la ciudad, puedes conocer la zona arqueológica de Monte Albán, o un poco más lejos, la de Mitla, en el Pueblo Mágico de San Pablo Villa de Mitla, y el gigantesco Árbol del Tule, cuya corteza presenta diversas formas, principalmente de animales, que desafiarán a tu imaginación.

Te recomendamos:

Conoce más sobre el barro negro de Oaxaca

Acapulco, Guerrero

Después de un primer intento infructuoso, en 1811, y tras dos años de asedio, José María Morelos y Pavón se lanzó, el 6 de abril de 1813, a la toma del puerto de Acapulco, en un enfrentamiento que duraría seis días y que se conoce como el Sitio de Acapulco, el cual concluyó con la toma de la plaza por parte de los insurgentes. Aunque en agosto del mismo año, Morelos y Pedro Vélez, comandante realista, de origen mexicano, a cargo de la defensa de la posición española, firmaron un armisticio. Un año después del sitio y toma de Acapulco, el 12 de abril de 1914, las fuerzas realistas, bajo el mando de José Gabriel de Armijo, recuperaron el puerto, que permaneció como bastión de las fuerzas españolas hasta la consumación de la independencia.

Acapulco fue el primer gran destino turístico de México al que el jet set y las estrellas de Hollywood como Johnny Weissmuller, Cary Grant, Elizabeth Taylor e incluso la súper estrella del rock & roll Elvis Presley hicieron famoso en las décadas de 1950 y 1960. Lugares como La Quebrada, con su espectáculo de temerarios clavadistas, o la Isla de la Roqueta y el paseo por la bahía en embaraciones con fondo de cristal y la discoteca flotante, así como lugares de diversión nocturna como el Baby’O se volvieron icónicos.

Rutas de la Independencia

Trevor Fairbank / shutterstock.com

¿Qué más hacer?

El tiempo le restó brillo y glamour al Acapulco tradicional que, sin embargo, persiste y sigue siendo el lugar soñado por muchos vacacionistas, aunque ahora también hay opciones de hospedaje de un estándar más elevado y una zona de lujo en la que se yerguen exclusivos conjuntos residenciales, como Las Brisas, así como la Zona Diamante, con un lujoso centro comercial como La Isla u hoteles como el Palacio Mundo Imperial, y atracciones extremas com Xtasea, la tirolesa más larga del mundo sobre el mar, con una longitud de 1,800 metros, a una altura de 100 metros sobre la Bahía de Puerto Marqués.

Ruta Trigarante

Esta ruta está conformada por los puntos que tocó Agustín de Iturbide, en 1821, durante su trayecto para la Consumación de la Independencia, de Iguala, en el estado de Guerrero, hasta la Ciudad de México. En el aspecto turístico, destaca el punto final de la gesta que fue origen de la vida independiente del país: Ciudad de México.

Ruta Trigarante

  1. Iguala, Guerrero
  2. Acatempan, Guerrero
  3. Teloloapan, Guerrero
  4. San Juan del Río, Querétaro
  5. Querétaro, Querétaro
  6. Izúcar de Matamoros, Puebla
  7. Azcapotzalco, Ciudad de México
  8. Córdoba, Veracruz
  9. Ciudad de México

Ciudad de México

Ciudad de México fue el punto final de once largos años de cruentas batallas a lo largo y ancho del territorio naciona, con la entrada del Ejército Trigarante, vitoreado alegremente y con orgullo por todo el pueblo, el 27 de septiembre de 1821. A la cabeza del contingente iba Agustín de Iturbide, quien firmó con Juan O’Donojú, último virrey de la Nueva España, los Tratados de Córdoba el 24 de agosto de ese año, documento que sellaría el fin del movimiento independentista y el triunfo de la insurgencia.

Uno de los monumentos que conmemora la Independencia de México, elemento inconfundible del skyline de Ciudad de México, se ha vuelto icono de la capital del país: el Ángel de la Independencia, cuyo nombre oficial es Monumento a la Independencia. Está ubicado en el Paseo de la Reforma, una gran avenida por la que se puede llegar al mismísimo corazón de la gran urbe, pasando por emblemáticos sitios como el Monumento a la Revolución y el Edificio de la Lotería Nacional, hasta llegar a la Avenida Juárez para encontrar la Alameda Central, el Palacio de Bellas Artes y la Torre Latinoamericana, para después, adentrándose en las calles propias del Centro Histórico, descubrir majestuosos edificios como el Palacio Postal, el Antiguo Palacio de Iturbide y la Catedral Metropolitana, entre otros.

Más atractivos de CDMX

La Ciudad de México, dicen algunos, es un monstruo de mil cabezas, y puede que en un principio su feroz y voraz aspecto —y tan frenético como ruidoso ritmo de vida— espanten a quienes no viven en ella, pero guarda mil historias y lugares fantásticos para quienes saber observarla, escucharla y comprenderla. Decenas de museos —el menos 170— y galerías de arte de esperan en ella, así como sitios que parecen haberse detenido en el tiempo y no pertenecer a ella —o pertenecerle para siempre con su esencia original—, como Xochimilco y la Plaza Garibaldi, o la Arena México, y verdes pulmones como el Bosque de Chapultepec. Ven y celebra la libertad de nuestro país en su corazón, en la gran urbe que tiene como alma a la Gran Tenochtitlán, territorio en el que se amalgamaron civilizaciones contrapuestas que dieron origen a nuestra esencia mestiza, crisol en el que se fundió lo mejor de dos mundos.

Conoce más de los atractivos que hay en CDMX en nuestro canal de YouTube :



tus comentarios son muy importantes para nosotros