No. 54 Piñata, origen y elaboración

¡ Mira la revista en línea ahora !
Alebrijes, explosión de color y fantasía en cartón o madera - Artículo de México Ruta Mágica

Alebrijes, explosión de color y fantasía en cartón o madera

Los alebrijes son una de las artesanías más representativas de México, en ellos se plasma la creatividad y sensibilidad de cada artesano

Foto: México Ruta Mágica

Los alebrijes, tradicionales y coloridas artesanías mexicanas que albergan una increíble y un tanto psicodélica historia.

Podría creerse que los alebrijes forman parte del arte y la cultura de México desde hace miles de años, sin embargo, esto no es así, lo cierto es que su historia no es tan antigua.

A pesar de su “joven” edad, estas figuras pueden encontrarse en mercados tradicionales e incluso en colecciones de museos de todo el mundo.

Al hablar de los alebrijes, es inevitable para mí no recordar la película “Coco”, donde muestran un tipo de alebrije que mezcla varios componentes de la cultura mexicana.

Casi al finalizar la cinta, muestran cómo un xoloitzcuintle de nombre Dante comienza a convertirse en un alebrije. Su cuerpo se llena de exuberantes colores e incluso le salen unas pequeñas alas. Este perro fue quien acompaño a Miguel —el niño protagonista del filme animado— en su recorrido por el mundo de los muertos.

alebrije-artesania-de-méxico

Foto: México Ruta Mágica

Te puede interesar:

Te presentamos 8 curiosidades sobre el ancestral xoloitzcuintle

De esta manera, la película muestra una de las creencias que tenían los aztecas sobre cruzar el río del inframundo para poder llegar al Mictlán, conocido también como el Lugar del Descanso Eterno.

Estos perros eran adorados por los mexicas, ya que se creía que ellos eran quienes los acompañaban y protegían en este camino por el inframundo.

En la película también aparece un personaje llamado “Pepita”, una alebrije con apariencia felina, colores fluorescentes y grandes alas. Ella tiene una participación importante en gran parte del filme.

Significado y origen de los alebrijes

El origen de estas coloridas artesanías se remonta a 1906, con el nacimiento de Pedro Linares López, un cartonero de profesión que más tarde se convertiría en el creador de los alebrijes.

Este señor trabajaba en compañía de su padre y su abuelo en un taller ubicado en el barrio La Merced, muy cerca del Centro Histórico de la Ciudad de México. En este lugar se dedicaba a crear objetos como esqueletos, máscaras, piñatas y otras figuras en papel maché.

En el año 1936, Pedro Linares cayó en cama por una fuerte enfermedad y mientras estuvo inconsciente, tuvo un sueño bastante extraño.

Soñó que paseaba por un bosque y en su recorrido se encontró con coloridas y raras criaturas. Entres éstas se encontraba un burro con alas, un león con cabeza de perro e incluso un gallo con cuernos de toro. Todas estas criaturas gritaban en conjunto una sola palabra: ¡alebrijes!

Lee también:

Día de Muertos, celebración ancestral con historia y tradición

Finalmente, el artesano logró recuperarse de su enfermedad y en cuanto volvió a trabajar quiso replicar las criaturas fantásticas que soñó, a través de sus artesanías.

Al poco tiempo sus figuras fueron a ganando popularidad y otros artesanos comenzaron a imitar las originales creaciones de Pedro Linares.

Para el año 1975, una cineasta británica de nombre Judith Bronowski realizó un documental sobre su trabajo, impulsándolo a la fama nacional e internacional.

Linares llegó a hacer varios alebrijes para celebridades de la época como los pintores Frida Kahlo y Diego Rivera. Esculturas que hoy en día pueden apreciarse en el Museo Anahuacalli en Ciudad de México.

El artesano ganó el Premio Nacional de Ciencias y Artes en honor a su trayectoria artística en el año 1990.

Dos años después de este acontecimiento, Pedro Linares falleció a la edad de 86 años. Sin embargo, su familia continúa con la tradición de los Alebrijes hasta el día de hoy.

alebrije-artesania-de-méxico

Foto: México Ruta Mágica

Significado

Para la cultura mexicana, los alebrijes tienen un significado ancestral; de hecho, se tiene la creencia de que regalar un alebrije es regalar protección a la persona que lo recibe. Se cree que éste ayuda a espantar a los espíritus malignos de los hogares, protegiendo así a las familias que los habitan. Esto retoma más fuerza con los alebrijes que tienen un aspecto un poco más monstruoso, ya que se consideran también como un símbolo de la buena suerte.

Por otro lado, existe la creencia, en la mitología zapoteca, de que cada persona nace con un animal que lo acompañará durante toda su vida, a estos seres se les denomina “nahual” o alebrije.

Algo muy representativo de estas artesanías son sus colores, cada uno de los cuales tiene un significado distinto.

El verde representa la naturaleza y la empatía, mientras que el color rosa se asocia con el amor.

El naranja es para liberar las emociones negativas y el amarillo se utiliza para expresar nuestros sentimientos de alegría y el lujo.

El color azul significa la tranquilidad y el café representa la conexión con la tierra y los animales.

alebrije-artesania-de-méxico

Foto: México Ruta Mágica

Características y tipos de alebrijes

A pesar de que los alebrijes comenzaron a hacerse muy populares desde la Ciudad de México, es en Oaxaca donde han tomado más fuerza. Artesanos de algunos municipios de este estado han mejorado, incluso, la técnica de Pedro Linares.

En lugares como San Antonio Arrazola y en San Martín Tilcajete, la mayoría de las personas se dedica a la fabricación de alebrijes tallados en copal. Sus diseños son únicos y casi irrepetibles, debido a que para su elaboración no se utilizan moldes. El resultado final de estos alebrijes es resultado de la imaginación y creatividad de cada artesano.

De esta manera, existen alebrijes hechos en papel maché, que son los originales y otros hechos en materiales como la madera y el cartón.

En la actualidad, los alebrijes son un infaltable en la cultura mexicana. Tanto así que, desde 2007, el Museo de Arte Popular de la Ciudad de México organiza un desfile de alebrijes monumentales en honor al folclor y artes del país.

En dicho desfile participan alebrijes de hasta 4 metros de altura y son paseados en el Centro Histórico de la ciudad, rodeados de danzantes, música y mucho color.

Este evento ha sido todo un éxito que atrae a turistas tanto nacionales como extranjeros. Por esta razón, el museo decidió también organizar desfiles nocturnos en los que se presenta alebrijes iluminados con ledes. Esto demuestra que es una tradición naciente que llegó para quedarse.

Te puede interesar:

Historia y elaboración de la talavera poblana

Si eres amante de los viajes, te invito a que veas el siguiente video y, de paso, te suscribas a nuestro canal de YouTube:



tus comentarios son muy importantes para nosotros