No. 54 Piñata, origen y elaboración

¡ Mira la revista en línea ahora !
Centro Ceremonial Otomí, el imperdible laberinto prehispánico - Artículo de México Ruta Mágica

Centro Ceremonial Otomí, el imperdible laberinto prehispánico

El Centro Ceremonial Otomí ofrece un paseo por la historia de México y la arquitectura de las ciudades sagradas de esa civilización

Fotografía: Instagram / pakin_floyd

Las culturas prehispánicas y los centros ceremoniales son la esencia de México y de su legado histórico. Cada año, miles de turistas de todo el mundo llegan al país para conocer El Tajín, Teotihuacán, Monte Albán, Chichén Itzá o El Templo Mayor, entre otros importantes sitios prehispánicos.

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) tiene bajo su resguardo un total de 193 zonas arqueológicas. Sin embargo, hay especialistas que creen que podrían existir más destinos prehispánicos que no han sido descubiertos o explorados.

En Temoaya, Estado de México, hay un sitio dedicado a la Cultura Otomí. Éste fue edificado en 1980 en honor a esa civilización, con las normas y estilos que dictan las tradiciones de este pueblo ancestral.

Desde una vista aérea, pareciera haber sido trazada por los dioses, debido a su geometría armónica . Sigue leyendo y conoce todo acerca del Centro Ceremonial Otomí.

Centro Ceremonial Otomí

Foto: Instagram / nardimoon

Historia del Centro Ceremonial Otomí

El Centro Ceremonial Otomí se encuentra edificado sobre una superficie de 50 hectáreas, en una montaña llamada Cerro de la Catedral, en Temoaya, Estado de México, en medio del Bosque Otomí-Mexica.

Este predio es un parque estatal de 2 mil hectáreas que es hogar de venados cola blanca y cuenta con presas y lagos.

El objetivo de este recinto es  ofrecer a las comunidades otomís aledañas un espacio para realizar ceremonias y rituales religiosos, ya que éstos continúan siendo parte de sus costumbres y vida cotidiana.

Para recorrer el Centro Ceremonial Otomí, es importante saber que cada rincón de su construcción está impregnado de simbología prehispánica.

El sitio se divide en dos zonas principales: la Plaza del Coloso y la Plaza del Sagitario.

En el suelo de la Plaza del Sagitario hay un mural de tres flamas, las cuales representan la voluntad, el cuerpo y el espíritu.

Centro Ceremonial Otomí cómo llegar

Foto: Instagram / erick_auriazul

En el segundo nivel, se pueden apreciar filas de 52 columnas que tienen la  forma de serpientes entrelazándose. Éstas representan los 52 años del ciclo del calendario azteca.

Más arriba se encuentran 12 estructuras en forma de cono que simbolizan al caracol y que, a su vez, se relacionan con los meses del año.

Una de las esculturas más impresionantes es la del monumento a Tata Jiade, el Dios Sol. Esta edificación asemeja de forma abstracta al sol.

En el recinto, hay un total de 365 escalones que simbolizan los días del año.

Los guardias del lugar también están representados a través de 45 esculturas gigantes ubicadas en la Plaza del Sagitario.

Además, todo el recinto tiene escalinatas y desniveles que parecieran ser un laberinto prehispánico.

¿Qué hay en el Centro Ceremonial Otomí?

Si quieres presenciar alguna ceremonia ancestral, debes acudir al Centro Ceremonial Otomí cada primer domingo de mes. En los rituales sagrados, los ancianos y autoridades religiosas honran a los cuatro elementos naturales: fuego, agua, aire y tierra, así como a los dioses plasmados en el lugar.

También podrás disfrutar de las áreas verdes, hacer un pícnic e incluso acampar.

Además, en las inmediaciones se encuentra una Escuela Agropecuaria, un museo y una Escuela de Artesanías. Todos estos lugares fueron fundados por integrantes de la etnia otomí.

imagen del Centro Ceremonial Otomi

Foto: Instagram / pattiruizgonza

El clima se caracteriza por ser templado-frío, así que recuerda llevar un suéter o chamarra en tu visita.

Si tienes suerte, en el bosque podrás avistar fauna silvestre como ardillas, tuzas, conejos, venados y borregos.

También hay un estanque donde se crían truchas, gansos y patos.

¡Conoce la Zona Arqueológica de Cantona!

Leyendas de la cultura otomí

Los uemas fueron los antepasados de los otomís —también conocidos como hñähñu—. Los primeros indicios de la cultura otomí tiene registro en los estados de México, Querétaro e Hidalgo.

Cuenta la leyenda que los mexicas admiraban la bravura y la fortaleza de los guerreros otomís, quienes estaban al norte de Tenochtitlan.

Los uemas le enseñaron el arte de la alfarería a los hñähñü, quienes se encargaron de perfeccionar las técnicas. Los habitantes del pueblo de José María Pino Suárez, en Hidalgo, todavía realizan cerámica con procesos artesanales prehispánicos.

Las leyendas otomís cuentan que sus antepasados —los uemas— eran seres muy fuertes y de gran tamaño. Además eran nómadas y se alimentaban de conejos y maíz. Aunque en sus viajes siempre recorrían distintas direcciones, solían ir hacia el occidente, ya que tenían la creencia de que en ese rumbo estaba la puerta del inframundo.

Estado de México

Foto: Instagram /any_michel2804

Se cuenta que gracias a su gran tamaño y fuerza física —que les permitía levantar toneladas de piedras sin sufrir daño o fatiga—, los uemas lograron edificar inmensos monumentos.

Sin embargo, tenían un punto débil: si por alguna razón se caían o tropezaban,  se rompían en añicos, como si se volvieran polvo.

Quienes todavía cuentan las leyendas de la cultura otomí, aseguran que los uemas se extinguieron cuando un gran diluvio azotó a la Tierra y todo desapareció.

También se dice que los espíritus de los uemas aún están entre nosotros, y que cuando hay una gran lluvia, en realidad son los uemas expresando su enfado por la forma en la que tratamos a la Madre Tierra.

Horarios, costos y cómo llegar

Si lo que estás buscando es conexión con la naturaleza al mismo tiempo que te adentras en la historia de México, el Centro Ceremonial Otomí es el sitio perfecto.

En una escapada de un día podrás disfrutar del bosque, visitar el Museo de la Cultura Otomí y comprar artesanías o bordados de Tenango.

El Centro Ceremonial Otomí está a 37 kilómetros desde Toluca (Estado de México) y a 70 desde Ciudad de México.

Toma la carretera Naucalpan-Toluca, después la  desviación a San Mateo y sigue la señalética hacia el Centro Ceremonial Otomí, que se encuentra aproximadamente a 30 minutos de la desviación.

centro en Temoaya

Foto: Instagram / sarai.ramirez.33

También puedes llegar en transporte público. Afuera del Metro Cuatro Caminos, en Naucalpan de Juárez, Estado de México, aborda un autobús que diga Temoaya. Una vez en el poblado de Temoaya, deberás tomar un taxi hacia el Centro Ceremonial Otomí, que se encuentra a 12 kilómetros. El trayecto desde Ciudad de México a Temoaya es de una hora con cuarenta minutos aproximadamente.

La entrada al Centro Ceremonial Otomí cuesta 30 pesos mexicanos y si presentas credencial de estudiante, entras gratis. Visítalo, está abierto todos los días en un horario de 9:00 a 16:00 horas.

No te pierdas la oportunidad de conocer de cerca la cultura otomí. Visitar parques, centros ceremoniales o arqueológicos es una gran forma de acercase a la cultura e historia de México. ¡Es momento de preparar el pícnic y lanzarse al Estado de México!

¿Ya conoces la Zona Arqueológica de Guachimontones? ¡Es impresionante!

Visita la Zona Arqueológica de Guachimontones



tus comentarios son muy importantes para nosotros