No. 34 México Ruta Mágica – Talavera de Puebla, artesanía legendaria

¡ Mira la revista en línea ahora !
Istmo de Tehuantepec: biodiversidad, tradición y cultura - Artículo de México Ruta Mágica

Istmo de Tehuantepec: biodiversidad, tradición y cultura

El Istmo de Tehuantepec alberga tradiciones ancestrales y ecosistemas que son un paraíso para viajeros y exploradores

Fotografía Instagram: /@istmogram

La palabra Istmo hace referencia a la zona más angosta del territorio mexicano ubicada entre dos océanos. El Istmo de Tehuantepec comprende los estados de Oaxaca, Veracruz, Chiapas y Tabasco.

El Istmo es tierra de cultura y folclor que se ve reflejada en sus vestimentas tradicionales, en la deliciosa gastronomía y en el calor de la gente.

El clima cálido húmedo abunda durante la mayor parte del año y la temperatura puede llegar hasta los 39°C, así que las cervezas y los cocos fríos son parte de la ingesta diaria de los habitantes y turistas.

Viajar al Istmo de Tehuantepec es adentrarse en carreteras y senderos donde reina la selva . Acompáñanos a conocer más sobre uno de los sitios más míticos de México y, si este tipo de turismo te atrae, no te pierdas nuestras travesías en video:

Historia del Istmo de Tehuantepec

Los huaves eran una comunidad indígena proveniente de Perú, ellos fueron los primeros en llegar a las tierras istmeñas. Posteriormente, los zapotecas arribaron a la zona y se enfrentaron a los huaves por el territorio. Los zapotecas tenías mayor dominio poblacional, así que ganaron.

Una de las características más importantes de los zapotecas es que autodenominaban binnizá, “gente que proviene de las nubes”. Sin embargo, los mexicas los conocían como zapotecatl, es decir, “gente que proviene del lugar del zapote”. Por eso, los españoles les apodaron zapotecas.

Istmo de Tehuantepec

Fotografía Instagram: /@grandezadeoaxaca

El Istmo de Tehuantepec lleva el nombre de uno de los municipios que se ubica en la región. En náhuatl, Tehuantepec significa “cerro de las fieras”.

Durante la Conquista, los pobladores comenzaron a establecerse cerca de ríos y lagunas, lo que resultó en las primeras rancherías regionales, donde la pesca era la principal actividad comercial en aquellas épocas.

La religión cristiana fue bien adoptada por la población; sin embargo, nunca pudieron dejar de lado en su totalidad sus costumbres.

Un grupo indígena que era sometido brutalmente por los conquistadores decidió rebelarse debido a las injusticias que vivían. El 22 de marzo de 1660, los habitantes nombraron a sus propias autoridades e hicieron a un lado las que habían sido impuestas. A este evento se le conoce como La Rebelión de Tehuantepec.

El Istmo de Tehuantepec se ha caracterizado por ser una zona rica en recursos naturales y renovables, como el petróleo.

También es una de las regiones del país con mayor presencia indígena. Actualmente, los huaves, zapotecos, zoques, chontales, mixes, mixtecos, tzotziles y chinantecos habitan el Istmo.

Biodiversidad en el Istmo de Tehuantepec

El Istmo posee una gran diversidad de especies y ecosistemas naturales. Por esta razón, por eso, hay varios atractivos turísticos que ofrecer a los turistas. De hecho, agencias locales que ofrecen tours de senderismo para conocer el ecosistema de esta región.

El espesor de la jungla, el clima tropical y la abundante flora y fauna deleitarán tus sentidos.

La observación de aves es también una actividad recurrente, sobre todo en lagos y manantiales. Ya que estamos hablando de agua, no puedes perderte la posibilidad de sumergirte en algún río.

Para nuestra buena suerte la mayoría de los mantos acuíferos no están contaminados, así que, incluso, podrás pescar.

Los ojos de agua también son muy populares y suelen ser los lugares más visitados por las altas temperaturas, pues las personas buscan dónde refrescarse.

 

Istmo de Tehuantepec Oaxaca

Fotografía Instagram: /@istmogram

Festividades y tradiciones

El Istmo de Tehuantepec está dividido en dos distritos, Tehuantepec y Juchitán, que a su vez comprenden 41 municipios.

Las ciudades más importantes de la región son Matías Romero, Ciudad Ixtepec, Salina Cruz, Tehuantepec y Juchitán.

Si en verdad quieres conocer las tradiciones y cultura istmeña, lo ideal es asistir a una boda o fiesta grande conocidas como vela.

Durante estas celebraciones (compromisos, uniones matrimoniales, fiestas patronales o bodas de oro), las mujeres asisten con el tradicional traje de tehuana.

Ya entrada la pachanga, se realizan diversos bailes y rituales de boda. Por ejemplo, el baile de la escoba, el cantarito y la sandunga, los más populares.

El 22 de marzo se lleva a cabo una celebración llena de música y vida llamada Guendaliza’a en Tehuantepec.

Se trata de una especie de miniguelaguetza, donde bailarines, cantantes y músicos dejan en el escenario lo mejor de la cultura oaxaqueña.

Esta festividad tiene orígenes prehispánicos y su objetivo es mostrarle al mundo que las raíces culturales jamás serán olvidadas. En el siglo XVI era común que los españoles despojaran a los indígenas y derribaran sus teocallis, y, a causa de ello, nace esta fiesta.

Istmo de Tehuantepec Festividades

Fotografía Instagram: /@garykarolliDurante mucho tiempo se tuvo la idea que en el Istmo de Tehuantepec existía el matriarcado, es decir, que las mujeres trabajaban a lo largo del día y mandaban en el hogar, mientras que los hombres hacían labores caseras, pero es sólo un mito.

Si bien, la mujer istmeña está empoderada, administra el dinero y tiene autoridad, no es suficiente para sustentar que es una sociedad matriarcal.

La temperaturas en el Istmo son sumamente calurosas, por ello, los campesinos suelen trabajar en la madrugada y es común observarlos descansando en una hamaca a medio día con una cerveza en la mano. Sin embargo, eso no significa que no trabajen, simplemente ya terminaron su jornada laboral.

¿Qué hacer en el Istmo de Tehuantepec?

Asistir a un convite (o fiesta grande)

Las fiestas patronales son la máxima expresión del folclor sureño. En los convites nunca faltan las calendas, recorridos que se hacen en la calle al ritmo de la comparsa.

Cualquiera se puede unir a la música mientras baila al son de las canciones.

La música, el ambiente, los rituales, la vestimenta y las gastronomía son excepcionales y juntos conforman una verdadera fiesta istmeña.

Las celebraciones de Navidad y Año Nuevo son imperdibles, si te interesa saber más, haz clic aquí.

Nadar en un ojo de agua o río

En el Istmo de Tehuantepec la mayoría de los ríos y ojos de agua están limpios. Por ello, es posible nadar bajo la sombra de los árboles.

Cerca de los ríos y ojos encontrarás comida típica mexicana a muy buenos precios. Procura ir entre semana para evitar las aglomeraciones y la espera, sobre todo en pandemia.

Ríos y ojos de agua en Juchitán

Fotografía Instagram: /@juanjo_juarez

Ir a la playa en Salina Cruz

Salina Cruz es el único puerto costero del Istmo de Tehuantepec en Oaxaca. Disfruta de la playa y de unos mariscos recién pescados.

Este sitio no es muy turístico, así que podrás gozar de la playa y el mar con muy pocas personas.

Conocer alguna comunidad indígena

Adéntrate en las poblaciones rurales y conoce su gastronomía, vida y artesanías. Descubrir las tradiciones istmeñas inspiran a cualquier viajero, ¡no te las pierdas!

Istmo de Tehuantepec tradiciones

Fotografía Instagram: /@axe_cadena

Prueba la comida típica

No te puedes ir sin probar un delicioso chocolate de molinillo para el calor; es perfecto porque se sirve ¡con hielos! Las tlayudas en el Istmo de Tehuantepec tiene un ‘no se qué, que son perfectas’. Pruébalas con cecina, chorizo y quesillo -¡uff!-. Seguro ganas unos kilitos de más, pero no importa.

Bordado de tehuana

El Bordado de Tehuana es la más importante expresión textil del Istmo de Tehuantepec en Oaxaca.

El bordado está hecho a mano sobre lienzos de terciopelo. Las artesanas bordan enormes flores con matices de todos los colores. Este bordado es el protagonista del traje de tehuana, usado en convites, calendas y celebraciones de gran importancia social y religiosa.

El bordado de Tehuana también es utilizado en blusas, huipiles, bolsas, lienzos decorativos y zapatos. Se ha convertido en una de las riquezas textiles más importantes de México.

En tu visita al Istmo de Tehuantepec, adquiere un traje de tehuana directamente con los artesanos, ¡sin intermediarios! Los precios oscilan entre los 5 mil y 20 mil pesos.

El costo es elevado porque se trata de un trabajo artesanal que lleva semanas o meses de elaboración. Además, portar un traje de tehuana es un honor y un lujo. Si quieres conocer más sobre los bordados mexicanos, checa este artículo.

Traje de Tehuana

Fotografía Instagram: /@juanjo_juarez

El Istmo de Tehuantepec es un paraíso tropical de la selva mexicana y conocerlo despertará tu más genuino amor por México.



tus comentarios son muy importantes para nosotros