Actualidad

Airbnb estuvo a punto de desaparecer por crisis de COVID

La empresa fue fundada por Brian Cheksy, Joe Gebbia y Nathan Blecharczyk, en 2008 en San Francisco, California

México Ruta Mágica

Durante la pandemia de coronavirus se detuvo el turismo mundial, esto afectó a la economía de grandes industrias multinacionales que se dedican a la prestación de servicios.

Una de las empresas más afectadas fue Airbnb, esta plataforma de hospedaje puede encontrarse en muchos países y gracias a ella los usuarios pueden alquilar casas, apartamentos o cuartos en otras ciudades, estados o países, para así disfrutar de unas vacaciones y un ahorro en el bolsillo.

Brian Chesky, CEO de esta plataforma, dijo que la crisis provocada por el COVID-19 en el sector turístico destruyó, en solamente seis meses, el trabajo de consolidación de esta compañía, en el cual se invirtieron doce años.

“Nosotros gastamos 12 años construyendo el negocio de Airbnb y perdimos casi todo en el transcurso de 4 a 6 semanas. Viajar como lo conocíamos terminó. No significa que los viajes terminaron, sólo la manera que conocíamos se terminó y jamás volverá”, señaló Brian Chesky.

Estado actual de la empresa

Para sortear la crisis, en Airbnb bajaron drásticamente los costos para promover el turismo, además de ahorrar dinero en diferentes áreas de la empresa, como marketing, staff y, además, se han sumado a las experiencias en línea.

Asimismo, se han integrado más hosts a la plataforma desde que inició la contingencia.

Historia de Airbnb

Esta empresa fue fundada por Brian Cheksy, Joe Gebbia y Nathan Blecharczyk, en 2008 en San Francisco, California, Estados Unidos.

Cuando el alquiler del apartamento en el que vivían los tres como roomies aumentó, Nathan no pudo pagarlo más y decidió mudarse, fue entonces que Brian y Joe decidieron ofrecer la habitación sobrante a asistentes que participaban en un congreso de diseñadores, con nada más que un colchón inflable.

Esto inspiró a estos chicos a crear la famosa empresa además de darles una idea para el nombre, el cual viene de “airbed”, que era lo que ofrecían, y de la expresión inglesa para hablar de un hospedaje pequeño “Bed and Breakfast” o “BnB” resultando así “AirBed and Breakfast”, lo que terminó en AirBnB.


Etiquetas de este artículo:
airbnb , covid , hospedaje , turismo , viajes ,

tus comentarios son muy importantes para nosotros