PUEBLA
Publicidad

Piñatas

¡Dale, dale, dale!

Por: Giovanna Díaz

Historia

Existen varias teorías sobre el origen de este símbolo navideño. Entre todas ellas, destaca una donde se menciona que no fuimos los mexicanos los creadores de estos objetos.

Se dice que los habitantes de China tenían, desde hace siglos, una especie de piñata en forma de buey o vaca, hecha con papeles de diferentes colores y llena de semillas que simbolizan abundancia. Ellos las rompían a palazos durante su Año Nuevo, que es diferente al Occidental, el cual coincide con el principio de la primavera. Una vez rota la piñata se le prendía fuego y las personas peleaban por quedarse con las cenizas, ya que las consideraban de muy buena suerte.

Tal parece que gracias a Marco Polo, mercader y viajero veneciano, esta tradición llegó hasta Italia, lugar en el que fueron bautizadas como pignatas. Tiempo después, cuando los conquistadores descubrieron América, llevaron consigo no sólo ideas de conquista sino también la idea de las piñatas.

Simbología

En México, las piñatas tradicionales que se utilizan en las posadas (ya que existen de diferentes figuras, colores y tamaños por su uso en las celebraciones de cumpleaños) son hechas de barro, tomando forma en su decoración de estrella de siete picos. Cada una de las puntas de la estrella representa un pecado capital de la religión católica:

  1. Soberbia
  2. Avaricia
  3. Envidia
  4. Ira
  5. Lujuria
  6. Gula
  7. Pereza

Quien golpea la piñata, por tradición, debe hacerlo con los ojos vendados, simbolizando la fe ciega, apaleando al mal hasta que se destruya. La piñata se llena con dulces y fruta que, una vez que ésta se rompe, caen representando las bendiciones que se vierten sobre nosotros. Un dato curioso es que en la antigüedad se le daban 33 vueltas a quien le fuera a pegar a la piñata. El número simbolizaba el tiempo, en años, que estuvo Cristo en la Tierra. Posiblemente esta costumbre fue eliminada porque la persona terminaba sumamente mareada.

Canto para romper la piñata

No quiero oro
Ni quiero plata
Yo lo que quiero
Es romper la piñata

Dale duro, duro
No pierdas el tino
Mide la distancia
Que hay en el camino

Echen confites
Y canelones
Pa’ los muchachos
Que son muy tragones

Ándale, María
No te dilates
Con la canasta
De los cacahuates

Ándale, Juana
No te dilates
Con la canasta
De los cacahuates

Dale duro, duro
No pierdas el tino
Mide la distancia
Que hay en el camino

La piñata caca…
Tiene caca…
Cacahuates de a montón

Ya le diste uno,
Ya le diste dos
Ya le diste tres
Y tu tiempo se acabó