PUEBLA
Ruta al Aire Libre

Zihuatanejo

Agua del cerro amarillo

Por: Giovanna Díaz Camacho, Foto: Ramón Sienra

En tu recorrido por la ciudad de Zihuatanejo, Guerrero, no debes dejar de hacer una parada en el centro de este bello lugar, ya que cada rincón de esta bella ciudad del Pacífico mexicano te sorprenderá de grata manera. Calles empedradas con grandes palmeras y luces de colores visten los alrededores. Podrás disfrutar de una tradicional comida guerrerense en varios de los restaurantes que se encuentran ahí. Entre los platillos propios del lugar puedes disfrutar de un rico pozole verde, las emblemáticas tiritas de pescado, marinadas en jugo de limón con cebolla morada y chile; almejas rojas de Zihuatanejo, ostiones, el pulpo en su tinta, entre otras delicias que volverán loco a tu paladar.

"Any" es uno de estos restaurantes, ícono de Zihuatanejo durante ya 27 años. Paredes llenas de rostros y colores mexicanos. Incluso en las sillas encontrarás frases célebres de personajes emblemáticos. Y, por supuesto, la sazón y el servicio son excelentes, en un ambiente que reúne todo el folclor de nuestro país en un solo lugar.

Durante tu paseo no pueden faltar las tiendas de recuerditos. Llaveros, vasos, adornos, ropa y accesorios que reúnen la esencia de Guerrero. Cada lugar gira en su propio eje sin desentonar en esta pintoresca imagen. Literalmente, puedes oler y sentir a México por las calles que recorres. Y para refrescarte, no olvides hacer tu check-in en algunos de los carritos de raspados, cualquiera que sea el sabor que elijas, no te arrepentirás, todos son exquisitos.

Bahía llena de historia

A lo largo del recorrido, en la Bahía de Zihuatanejo existen bellas playas que, además de sus actividades, servicio e increíble vista natural, contienen historias llenas de curiosidad y creatividad dignas de conocer. Las más concurridas son:

Playa La Ropa. Considerada la más larga de la bahía con un kilómetro de extensión, aproximadamente. De acuerdo con su nombre, dice la leyenda que uno de los galeones españoles que regresaba de Oriente tuvo un accidente. Se hundió justo en frente de la bahía y toda la ropa y las finas sedas con las que mercaba flotaron y llenaron la orilla.

Playa La Madera. Es una de las más pequeñas, pues su extensión solamente es de 300 metros. Junto con la playa La Ropa, es una de las más concurridas y su leyenda es muy semejante. Se dice que, de igual manera, algunos de los galeones que embarcaban los cargamentos de finas madreas provenientes de Agua de Correa, en el mismo Zihuatanejo, hacia distintas partes del mundo se hundió en esta playa, todo su cargamento de madera quedó flotando en la superficie.

Playa Las Gatas. Con 500 metros de longitud, esta playa está ubicada al sur de la bahía. La gente del lugar cuenta que en la zona que va desde Punta Pango hasta casi llegar al Capricho del Rey, desde hace mucho tiempo, habita un pez similar al tiburón, que tiene por nombre pez gata. Este pez se caracteriza por no tener dientes y ser totalmente inofensivo. En la actualidad son contadas las ocasiones en las que se le puede ver.

Alrededores interesantes

Ubicadas a tan sólo 45 minutos de Ixtapa-Zihuatanejo, las Bahías de Papanoa son el siguiente lugar que debes visitar. Con 20 kilómetros de litoral, puedes encontrar en este lugar cuatro playas casi vírgenes: Piedra Tlacoyunque, Puerto Vicente Guerrero, Ojo de Agua y Cayaquitos. Sus arenas van desde el famoso tono dorado hasta la cristalización de las mismas. Una convergencia de agua con el Océano Pacífico y de tierra con la sierra es lo que vuelve especial a este sitio.

Dato curioso: Encontrarás zonas de cultivo con palmeras de coco y mango. Así como un santuario ecológico de tortugas.

Una de las actividades más importantes de esta parte de Guerrero es el surf. Ya sea de tabla corta como de tabla larga, las condiciones para practicarlo en Ixtapa y en Zihuatanejo son excelentes. La temperatura del agua es ideal durante todo el año, así que no es necesario un traje especial para realizar la actividad. Existen tiendas locales para surf donde ofrecen todo lo que necesitas para conquistar las olas: cursos, paseos, venta y renta de equipo, y reparación de tablas. Para los surfistas experimentados, la Playa La Saladita, a 40 kilómetros de Ixtapa rumbo al noroeste, es un verdadero paraíso.

Clima: Cálido subhúmedo
Temperatura: 30° C (promedio)
320 días soleados al año