PUEBLA
Ruta al Aire Libre

Playa Linda e Isla de Ixtapa

Paraíso guerrerense

Por: Raúl R. de la Rosa, Foto: Ramón Sienra

El sabor de las vacaciones se respira desde la entrada a Ixtapa, la tranquilidad del boulevard principal, el Paseo Ixtapa, su camellón ajardinado y la limpieza de las calles en general, son el mejor de los recibimientos y el augurio de días inolvidables.

Uno de los lugares que no hay que dejar de visitar en Ixtapa es Playa Linda, a la que se llega por el boulevard del mismo nombre. En este espacio a tan sólo cinco minutos de Ixtapa encontraremos los divertimientos habituales de playa, pero también características que lo hacen único.

Al llegar a Playa Linda es casi seguro que alguien te aborde para ofrecerte un espacio en alguna palapa, por el que, por supuesto, hay que pagar, pero ello te podría dar acceso a precios especiales en atracciones como la clásica banana, el parachute, un paseo a caballo o la comida en alguno de los restaurantes. Además, puedes disfrutar el espectáculo de los Voladores de Papantla, al que el mar le otorga un marco inigualable.

Si Playa Linda hace honor a su nombre, hay otro sitio muy cercano en esta parte del Pacífico mexicano que seguramente te cautivará y al que sólo es posible llegar en lancha. Si eres un atleta consumado, seguramente podrías llegar nadando, pero te aconsejamos las embarcaciones del muelle de Playa Linda, más rápido y más práctico.

La Isla de Ixtapa

A unos 800 metros en línea recta desde la costa, casi frente a Playa Linda se encuentra la Isla de Ixtapa, en donde se puede disfrutar de cuatro playas en las que se pueden realizar diversas actividades acuáticas como las motos, snorkel o kayak, así como comer en alguno de los restaurantes que hay en ella.

Lugar ideal para practicar las actividades acuáticas como las motos, snorkel o kayak

La Isla de Ixtapa tuvo sus inicios como destino turístico en 1975, cuando los pescadores de la zona vieron que el acceso era relativamente sencillo y había playas que los visitantes podían disfrutar; comenzaron entonces a ofrecer tiritas de pescado en chocitas rústicas. A medida que el turismo se incrementó e Ixtapa desarrolló su infraestructura para atenderlo; en su medida, la también llamada Isla Grande hizo lo propio.

En la Isla de Ixtapa hay, como ya hemos dicho, cuatro playas: Varadero, Coral, Cuachalalate y Carey.

Playa Varadero

La Playa Varadero es a la que llegan las embarcaciones con turistas a bordo procedentes de Playa Linda. Hay un muelle bañado por el mar al que complementan rocas resbalosas antes de tocar la arena, por lo que es recomendable llevar calzado adecuado para no sufrir una caída.

En esta playa, de tamaño mediano, hay varios restaurantes y espacio suficiente para los camastros en los que se pueden tomar el sol tranquilamente. Desde esta playa se cruza al otro lado de la isla para llegar a la segunda playa, Coral.

Playa Coral

La Playa Coral recibe este nombre porque es una zona de arrecifes, ello permite la práctica del snorkel y una de las mejores experiencias que pueden vivirse en la isla, ya que se pueden apreciar la formación de coral y varias especies de peces, como el pez payaso, erizos de mar y, con suerte, incluso caballitos de mar.

El costo para hacer snorkel en Playa Coral es realmente muy accesible y la actividad se realiza bajo la supervisión de instructores experimentados que acompañan en todo momento a los turistas que se animan a zambullirse para descubrir las maravillas del mar en esta parte de la isla.

Playa Cuachalalate

Después de hacer snorkel la opción es dirigirse a Playa Cuachalalate, es la más grande de la isla y en la que existe un mayor número de restaurantes, amenizados por artistas locales, entre solistas y hasta grupos de música norteña, en el que los reyes del menú son los mariscos y, por supuesto, las tiritas de pescado.

Si podemos darles un consejo, en los restaurantes elijan lugares alejados de la playa y, si no los consiguen, no dejen sus pertenencias sobre la arena, ya que la marea llega a subir de manera intempestiva y puede arruinarlas. Desde esta isla salen las embarcaciones de regreso a Playa Linda, la última, a las 18:00 horas.

Playa Carey

Para quienes gustan de la privacidad, en la Isla de Ixtapa, Playa Carey es la opción, es la más pequeña de las cuatro playas y está, en cierto modo, apartada de las demás y protegida por una parte de bosque y riscos. Se llega por estrechas veredas en las que es recomendable hacerse acompañar por un guía.

Se dice que esta playa es nudista, sin embargo, nos cuentan los lugareños, esto no ocurre siempre y son, en la mayoría de los casos, los extranjeros quienes toman el sol sin prendas que les dejen marcas, y eso sólo en algunas temporadas.

Costos

  • Cruce en lancha de Playa Linda a la Isla de Ixtapa: $50.00 por personas, ida y vuelta (más propinas para quienes ayudan a subir y descender de la embarcación).
  • Snorkel en Playa Coral (45 min. a una hora): $200.00 pesos por persona, incluye chaleco salvavidas, snorkel y tabla flotadora, en caso de requerirse.
  • Comida: Platos desde $80.00

Recomendación

Si es preciso hacer uso de los sanitarios estando en la isla, hay que asegurarse de que el que se vaya a utilizar corresponda al restaurante donde se va a comer o donde se esté comiendo; ya que de no ser así, deberá pagarse de 30 a 50 pesos sólo por utilizar el baño, dependiendo del restaurante al que pertenezca.

Cocodrilario de Playa Linda

Otro de los atractivos en este rincón de Ixtapa es el cocodrilario, un estero a un costado de Playa Linda en el que pueden observarse cocodrilos de todos tamaños, en un ambiente seguro ya que hay una valla de protección entre los reptiles y los visitantes.

La Isla de a Pie

En un extremo de Ixtapa hay otra isla, muy pegada a tierra firme, llamada Isla de a Pie debido a que cuando la marea lo permite, es posible llegar a ella caminando a través de un estrecho, aunque en realidad no tiene gran interés turístico.

Ciclopista Ixtapa

Si quieres hacer ejercicio y recorrer Ixtapa de manera tranquila, puedes tomar la bicicleta y emprender el viaje en alguna de las dos rutas de la ciclopista o, ¿por qué no?, en las dos, para disfrutar plenamente de este maravilloso destino turísitico.

La abundante vegetación de la zona proporciona sombra en la mayor parte del recorrido, lo cual hace del paseo una experiencia de lo más agradable. La ruta más larga es de nueve kilómetros, inicia en la Marina Ixtapa, rodea el club de golf y llega al Parque Aztlán. La otra ruta es más corta, de tres kilómetros, e inicia en el Paseo de los Viveros.