PUEBLA
Ruta al Aire Libre

Piedras encimadas

Enigmáticas formaciones pétreas

Enigmáticas formaciones pétreas

La comunidad de Camotepec, en el municipio de Zacatlán, cuenta con uno de los tesoros naturales más extraños del estado de Puebla: el Valle de Piedras Encimadas, donde la naturaleza dispuso gigantescas rocas que los elementos naturales han “esculpido” a lo largo del tiempo, dándoles formas inusuales o la apariencia de haber sido apiladas.

 

Este fantástico sitio se encuentra a sólo 25 kilómetros de Zacatlán

Para llegar a él hay que tomar una desviación que se encuentra sobre la carretera federal 119. Si circula de Huauchinango a Zacatlán, manténgase atento después de pasar por debajo de la autopista 119D, ya que la desviación se encuentra a sólo tres kilómetros (o poco menos de tres minutos a velocidad moderada) de ahí; pero si, por el contrario, sale desde Zacatlán, encontrará dicha desviación después de haber recorrido cerca de 20 kilómetros (o bien, poco más de veinte minutos).

Una vez encontrada la desviación, aún hay que recorrer otros nueve kilómetros sobre una carretera que, si hemos de ser sinceros, no se encuentra en las mejores condiciones de mantenimiento más que en sus últimos tres kilómetros, pero, ojo, esto no quiere decir, mucho menos, que sea intransitable. Después de esos nueve mil metros y unos cuantos baches podrá ver finalmente la entrada al Valle de Piedras Encimadas.

El acceso a este espacio natural, rodeador por bosques de pinos, no tiene costo, pero en la misma entrada se sugiere a los visitantes dar un donativo para apoyar su conservación. Un predio a un costado del portal de acceso hace de estacionamiento, donde uno puede dejar su vehículo durante su visita y ahí también la cuota es voluntaria, y se entrega a las personas encargadas de asignar los espacios y cuidar los automotores.

El turismo en este sitio, como en muchos otros del país es el sustento de muchas familia de la región y lo mismo se ve a una mujer vendiendo artesanía que a una niña ofreciendo “papas dulces”, tubérculo de una variedad conocida como Yapatlachtli que puede comerse sin preparación previa.

Las opciones para recorrer los dos kilómetros cuadrados que pertenecen al Gobierno del estado de Puebla —de cuatro en total— del Valle de Piedras Encimadas son múltiples: puede elegir entre, por supuesto, hacerlo a pie, o bien, alquilar una bicicleta o hacer el recorrido a caballo o en carreta, con experimentados guías que le describirán cada una de las magníficas formaciones rocosas.

Durante el recorrido por el Valle, se pueden apreciar, entre otras, las siguientes figuras formadas por las piedras:

  • El caballito de mar
  • La cabeza de Popeye
  • La cuna
  • El elefante sentado
  • La foca
  • La lechuza
  • El pajarito
  • La paloma

Además del recorrido, este parque natural ofrece otras actividades como el tiro con arco o las “esferas rodantes”, una especie de pelotas gigantes que ruedan cuesta abajo en una vereda de una pequeña colina y en cuyo interior pueden entrar dos personas.

El Valle de Piedras Encimadas tiene encanto y magia, es una garantía de buenos momentos para quien lo visita, sea en familia o con los amigos, gracias a sus espectaculares paisajes y las actividades que los complementan; además de sus espectaculares cielos nocturnos, reservados para quienes deciden hacer uso de la zona de acampar.

Una leyenda de los lugareños cuenta que las formaciones rocosas en realidad eran gigantes a quienes los dioses castigaron por sus malas acciones, transformándolos en piedra y que ese es el origen de este enigmático lugar. Lo cierto es que es una de las maravillas naturales con las que cuenta el estado de Puebla y que, honestamente, vale la pena visitar. Así que prepárate para tomar la ruta y ¡buen viaje!

Horario:

Lunes a domingo, de 9:00 a 18:00 horas

Servicios:

  • Tienda
  • Alimentos
  • Souvenirs
  • Zona para acampar
  • Sanitarios
  • Estacionamiento

Costos:

  • Acceso Gratuito (se sugiere donativo voluntario)
  • Estacionamiento Cuota voluntaria
  • Bicicletas 40 pesos por 30 min., o 70 pesos la hora
  • Caballos 150 pesos por persona, por un paseo de aproximadamente una hora
  • Carretas 30 pesos por persona en recorrido de media hora
  • Sanitarios 5 pesos