Publicidad

Peña de Bernal

Lugares fantásticos

No todas las maravillas de la naturaleza son completamente verdes o llenas de colores brillantes, también los tonos sepias poseen su encanto, magnificados en el monumental monolito de Bernal

No todas las maravillas de la naturaleza son completamente verdes o llenas de colores brillantes, también los tonos sepias poseen su encanto, magnificados en el monumental monolito de Bernal.

El primoroso y pintoresco pueblo de Bernal, ubicado en el municipio de Ezequiel de Montes en el estado de Querétaro, es el que rodea a uno de los monolitos naturales más grandes que se encuentran en nuestro planeta. La palabra que da nombre al pueblo y al monolito, Bernal, es de origen árabe, los conquistadores la utilizaron para “denominar algún peñasco grande y alargado que se encontraba aislado, ya fuera en un llano o en el mar”.

De acuerdo con varios estudios, esta peña se formó a partir de un volcán que agotó su actividad. Posteriormente, la lava de su interior se solidificó. A través de los años, debido a la erosión natural, los restos del volcán desaparecieron. Así que, lo que constituye y da forma a esta colosal estructura es el magma solidificado.

La Peña de Bernal está considerada como la tercera formación pétrea más grande del mundo. Le preceden la peña Uluru, en Australia, y Pan de Azúcar, en Río de Janeiro, Brasil. En septiembre de 2009, fue inscrita en la lista de Patrimonios Inmateriales de la Humanidad de la Unesco, como “Lugares de memoria y tradiciones vivas de los otomí-chichimecas de Tolimán: la Peña de Bernal, guardiana de un territorio sagrado”.

Peña de Bernal
Altura: 288 m
Ubicación: Bernal, Querétaro, México

Pan de Azúcar
Altitud: 396 m
Ubicación: Rio de Janeiro, Rio de Janeiro, Brasil

Peña Uluru (Ayers Rock)
Altura: 863 m
Ubicación: Parque nacional Uluru-Kata Tjuta

Entre las celebraciones anuales de este lugar, se encuentra el equinoccio de primavera. Donde, puntualmente cada 21 de marzo, se reúnen miles de turistas de diferentes partes de México y el mundo para una fiesta “místico-religiosa”. Las personas acuden a un ritual donde, dicen ellos, se “cargan de energía”. Se tiene la creencia de que el monolito ayuda a la renovación de energía, la limpia o simplemente la recarga, ya que se piensa que las piedras monolíticas y los yacimientos minerales transmiten energía pura desde su interior.

Existe una forma rápida, divertida y extrema de conocer y recorrer algunos puntos de interés, en Peña de Bernal, incluido el monolito. Puedes alquilar unas cuatrimotos por 400 pesos por hora y coches tipo jeep por 500 pesos en Mototour Feregrino. Así que sube en uno de ellos y vive al máximo la aventura de recorrer, en forma extrema, los increíbles sitios y sorpresas que este pintoresco rinconcito natural tiene para ofrecer. Algo interesante de la Peña de Bernal es que posee una multitud de rostros, esculturas protohistóricas en las cuales predominan: simios, leones, serpientes, elefantes y águilas. De la misma manera, acompañan a la peña multitud de símbolos y signos, que indudablemente esperan ser descifradas. Entre las que el equipo de México Ruta Mágica pudo encontrar fueron: un indio, un león, un elefante y una tortuga. ¿Cuántas lograrás encontrar tú?

Este monolito puede ser escalado, sin embargo, el ascenso es un poco complicado. Encontrarás varias rutas ya definidas, aunque los últimos 45 metros son totalmente verticales. Si deseas acceder al punto más alto, se han instalado barras de metal que se encuentran ancladas a la pared de la peña como si fuera una escalera de marinero. Si te gusta escalar, esta es una gran opción para ti.

Otras actividades que puedes hacer son las famosas rutas de vino y queso, las cuales son muy populares en la región. Existen varios viñedos alrededor de Peña de Bernal como la Finca Sala Vivé de Cavas Freixenet México con su impresionante cava de 25 metros de profundidad, Viñedos Azteca donde podrás degustar algunos de los mejores vinos de la zona mientras recorres su hermosa hacienda.

Misterios y leyendas

Una de las leyendas de la peña dice que la piedra es hueca y que ahí existen varios tesoros que los chichimecas robaron a los españoles cuando llegaron a la zona. Las personas que viven ahí cuentan que existe una puerta de acceso, la cual se abre una vez al año, custodiada por una gran serpiente llamada por los lugareños “el viborón”. Aunque esa puerta nunca se ha encontrado.

Otro misterio del monolito es que, varios ovnis (objetos voladores no identificados) han sobrevolado la zona. Varios científicos le han realizado pruebas y cuentan que en el corazón de la roca se encuentra un gran cuarzo, el cual genera el magnetismo del lugar para este tipo de eventualidades.