Publicidad

Lago de Tequesquitengo

El mar de Morelos

Es el Segundo lugar turístico más visitado del estado de Morelos y recordado por todos aquellos que lo visitan. el agradable clima permite realizar una gran variedad de actividades y, por supuesto, disfrutar del hermoso paisaje.

Ubicado a 39 kilómetros de Cuernavaca, el lago de Tequesquitengo tiene forma de gota y se encuentra a 887.37 metros sobre el nivel del mar entre el Puente de Ixtla y Jojutla de Juárez, en el estado de Morelos. Recibe agua de diversos afluentes, como la barranca Honda y la del Muerto, aunque la principal es de manantiales que están distribuidos en diferentes puntos del propio lago. Por su gran extensión, su color y su aspecto, también es conocido como “el mar de Morelos”.

Historia

Aunque existen varias leyendas en torno a este cuerpo de agua, la versión oficial es que originalmente hubo un pequeño lago en la parte norte del actual, a la orilla del cual se estableció el pueblo de San Juan Bautista Tequesquitengo. A mitades del siglo XIX se incrementó la dimensión del lago, lo que provocó que poco a poco el poblado se fuera inundando, a tal grado que quedó totalmente cubierto por el agua. Actualmente, la cúpula de la iglesia, que puede apreciarse al bucear seis metros por debajo de la superficie del lago, se encuentra marcada con una boya.

Por su gran extensión, su color y su aspecto, también es conocido como: el mar de Morelos".

El nombre de Tequesquitengo proviene de sus orígenes, remontándonos hacia 1650, cuando el pequeño pueblo se estableció a la orilla del ojo de agua, allí los indígenas trabajaban el tequezquite, que es un material utilizado en la fabricación de jabón, para purgar al ganado vacuno y equino, y venderlo a los comerciantes en su camino. En el lugar había un templo perteneciente a la orden de los frailes dominicos del monasterio de Tlaquiltenango, dedicado a San Juan Bautista, de ahí el nombre completo de aquel pueblo.

Química natural

No te asustes si en tu visita encuentras algunos peces flotando en el lago, es totalmente normal. Esto se debe al fenómeno de vuelco de las aguas, el cual es provocado por las bajas temperaturas en las épocas de invierno; así, al existir una temperatura inferior en la superficie, las aguas más frías, densas y anóxicas del fondo se mezclan con la de la superficie y esto a su vez provoca la desoxigenación  del medio, teniendo como resultado la mortandad de los peces.

Otro punto que parece negativo pero en realidad es bueno y natural, es el olor a azufre en cierta temporada. A pesar de que solemos asociarlo con suciedad, en realidad beneficia al cuerpo de agua, ya que en los meses de febrero, marzo y abril el fenómeno se revierte y las aguas se vuelven claras, lo que permite apreciar mucho mejor las edificaciones del pueblo hundido.

Los alrededores

Tequesquitengo está ubicado al centro de múltiples atractivos regionales: la cuarta zona arqueológica más importante del país, la Ciudad Fortaleza de Xochicalco, se encuentra a menos de 25 minutos de distancia. 

Las Grutas de Cacahuamilpa, uno de los sitios más visitados por los turistas del lago está a  menos de 40 minutos en automóvil, en ellas pueden contemplarse los caprichos de la naturaleza en las entrañas de la tierra. Para los más pequeños de la familia, el zoológico Zoofari, a 20 minutos, es la opción ideal. Los municipios de Puente de Ixtla, Zacatepec y Jojutla de Juárez atraen a la población de las rancherías vecinas por su oferta comercial.