Publicidad

Museo de las Momias de Guanajuato

Macabra atracción

Desde tiempos remotos se conoce lo que es la momificación. La cultura egipcia se encargó de dejarnos, dentro de su legado, la información sobre aquellos antiguos rituales funerarios. Esta ceremonia era únicamente para el faraón, su familia y la gente adinerada por ser un proceso muy costoso y tardado. Se llevaba a cabo después de dos o tres días del fallecimiento de la persona. Los encargados de preparar el cuerpo trabajaban a orillas del Nilo ya que su labor requería de abundante agua. Extraían algunos órganos del cadáver (que eran colocados en unas urnas especiales alrededor del cuerpo), se embalsamaba, vendaba y colocaba en una especie de “ataúd decorado” como los que hemos visto en películas o fotografías. Sin embargo, las momias de Guanajuato tuvieron un proceso de momificación totalmente diferente al de los egipcios.

¿Qué es una momia?

Se denomina con la palabra “momia” a los cadáveres, tanto humanos como de animales, que por condiciones de embalsamamiento, como los egipcios, o naturales, como los hallados en Guanajuato, se han mantenido en un gran estado de conservación después de la muerte.

La naturaleza no deja de sorprendernos, ya que no sólo nos provee de alimento, agua, oxígeno, comodidad y vida, sino que también nos ayuda a conservar los cuerpos. Gracias a una combinación perfecta entre frío, salinidad y acidez o aridez, puede darse una momificación natural perfecta. Y era en medio de esas condiciones en que reposaban los cuerpos que se encuentran hoy en día en el Museo de las Momias de Guanajuato.

Fascinación y tormento

Las curiosidades de los ejemplares que presenta este museo provoca una combinación de emociones. Por un lado, en un nivel turístico y cultural, encontramos la fascinación por la conservación de los cuerpos y la historia detrás del recinto. El cabello, la piel e incluso la ropa, siendo este último elemento uno de los más increíbles, ya que encontraremos ejemplares con más de cien años de antigüedad que aún conservan algunas de sus prendas, las cuales se encuentran en tal estado que pareciera que los encargados de los cuerpos se las colocaron horas antes de la exposición.

Por otra parte, está el nivel humano y empático. Los escalofríos podrían hacerse presentes al volvernos conscientes de que estamos viendo los cadáveres de personas que en épocas anteriores pudieron recorrer los mismos espacios que nosotros. También es impresionante admirar los rostros de las momias. Muchas de ellas tienen expresiones de dolor y sufrimiento, en ciertos casos tan fuertes que no resulta difícil imaginar cómo debieron ser sus últimos momentos de vida. Otra de las secciones difíciles de ver es la de los niños pequeños, una corta colección de momias de bebés llamada “Angelitos”. Son momentos donde caemos en cuenta de lo efímera que es la vida y de lo pequeño que es, en realidad, el ser humano.

Sabías que...

  • La momificación natural no se da únicamente en condiciones secas, también puede producirse en pantanos.
  • El museo posee la colección de momias naturales más grande del mundo. Actualmente pueden apreciarse 57 ejemplares dentro de sus instalaciones.
  • Esta singular muestra es patrimonio cultural del municipio de Guanajuato.
  • Dentro del museo se pueden apreciar citas de personajes importantes relativas a la muerte.
  • Algunos de los ejemplares del museo fueron utilizados en la famosa película mexicana “Las momias de Guanajuato” (Federico Curiel, 1970), en la que participaron los luchadores El Santo, Blue Demon y Mil Máscaras.
  • El primer cuerpo árido en ser exhumado del panteón de Santa Paula (el 9 de julio de 1865) fue el del trotamundos y médico francés Remigio Leroy, y fue la primera momia expuesta en el museo.
  • El proceso de momificación tardaba 70 días en concluir. El término de “momia” proviene del persa mummia = “cosa bituminizada”

Horario:
Lunes a jueves 9:00 a 18:00 horas
Viernes a domingo 9:00 a 18:30 horas

Costo de acceso:

Adultos 85 pesos
Estudiantes y maestros con credencial vigente 50 pesos
Niños de estatura mayor a 1.20 m 50 pesos
Adultos mayores con credencial Inapam 19 pesos
Niños de estatura menor a 1.20 m y personas con capacidades diferentes Gratis
Uso de cámara fotográfica 30 pesos