La ciudad de León, más allá de la piel - Ruta A Pie
Publicidad

La ciudad de León, más allá de la piel

Los edificios coloniales abrazan al visitante para contarle la rica historia de esta pujante ciudad del bajío

La ciudad de León es identificada, sobre todo, como el principal centro productor de calzado y artículos de piel en México, pero en realidad es mucho más que eso, ya que sus siglos de historia, en los que el progreso ha sido la constante, le han dejado un rico legado de arquitectura colonial que hoy se conjuga con edificios modernos y amplias vialidades.

Si la visitas, puedes comenzar tu recorrido por la zona peatonal del centro histórico, donde destaca su catedral basílica, la Catedral Metropolitana de Nuestra Madre Santísima de la Luz, un bello inmueble religioso de estilo barroco y neoclásico del que te sorprenderá la belleza de su altar mayor y los distintos estilos arquitectónicos de sus cuatro capillas laterales, y una estatua del Papa Juan Pablo II en su atrio.

Justo enfrente se encuentra la Plaza Catedral, inaugurada en 2012 como parte de los planes para fortalecer el turismo en la ciudad, ya que se integró a la Ruta del Peatón desde aquel entonces y permite contemplar en toda su magnitud la fachada de la catedral. El mayor atractivo de esta plaza es un mural de bronce de más de 100 metros en honor de los Mártires del 2 de Enero.

¿Quiénes son los Mártires del 2 de Enero?

Se conoce así a un grupo de ciudadanos que fueron acribillados por fuerzas federales cuando salieron a las calles a protestar por un fraude electoral local en 1946, son recordados como paladines de la democracia.

Puedes refrescarte en el bebedero público de la esquina de Álvaro Obregón y Miguel Hidalgo, en la misma plaza (a la que también se le conoce como Plaza S. S. Benedicto XVI, en honor a la visita de ese sumo pontífice a la ciudad de León), y continuar tu camino hacia la Plaza Fundadores, donde podrás admirar la bella Fuente IV Centenario, mejor conocida como “de los Leones” por las cuatro figuras de estos felinos que sostienen una especie de cuenco del que brota el agua, la cual fue instalada en ese lugar en 1976 justamente para conmemorar el cuarto centenario de la fundación de la ciudad.

Fundación de León

La ciudad de León, Guanajuato, fue fundada por Juan Bautista de Orozco el 20 de enero de 1576 como Villa de León, cumplimentando una orden del Virrey Martín Enríquez de Almanza, quien era originario de León, España. Bautista de Orozco realizó el trazo de la ciudad y estableció su primer ayuntamiento.

Bebida tradicional

A un paso de la Plaza Fundadores, frente a la Presidencia Municipal, encontrarás la Plaza Principal de León, poblada de árboles, con bancas para descansar, una fuente y su emblemático quiosco, que tiene una base de cantera de principios del siglo XX y regularmente sirve de escenario artístico, principalmente para agrupaciones musicales.

Esta plaza es ideal para tomar un descanso a la sombra de un árbol, acompañado de una cebadina, una bebida tradicional de León elaborada a partir de la fermentación de cáscara de piña, la cual se deja reposar en agua con piloncillo durante dos o tres días a una temperatura de entre 20 y 30° C -sin que se convierta en tepache- y posteriormente se le agrega un cocimiento de pulpa de tamarindo y flor de jamaica, agua y hielo. Es ideal para refrescarse o acompañar una deliciosa “guacamaya”.

Otra de las particularidades de esta bebida es que antes de tomarla se le agrega una cucharadita de bicarbonato de sodio, por lo que resulta un excelente digestivo, ¡pero eso sí!, hay que beberla antes de que el efecto de este último ingrediente provoque que el contenido del vaso se derrame.

¿Cebadina sin cebada?

Anteriormente, la cebadina incluía cebada en su preparación, sin embargo, por efecto de la fermentación adquiría cierta gradación alcohólica, por lo que en determinado momento fue sustituida por la hoy famosa cucharadita de bicarbonato de sodio.

Puedes continuar la visita por esta hermosa ciudad caminando por el Portal Aldama hasta llegar a la calle 5 de Mayo, una vez ahí da vuelta a la izquierda y encontrarás la Fuente de Cri-Cri, a la que corona una figura del simpático “grillito cantor” concebido por el querido compositor orizabeño Francisco Gabilondo Soler, quien dejó como legado más de 200 canciones que han acompañado la infancia de los niños de México.

¿Sabías que…? Walt Disney quiso comprar el personaje de Cri-Cri, pero Francisco Gabilondo Soler no aceptó porque siempre lo consideró propiedad de los niños mexicanos. Tiempo después Disney crearía a Jiminy Cricket, al cual conocemos como “Pepe Grillo”.

Histórico escenario

Sigue caminando hasta la calle Pedro Moreno y continúa hacia la derecha hasta la esquina con Hermanos Aldama, donde encontrará el Teatro Manuel Doblado, inaugurado el 15 de septiembre de 1880 con un montaje de cuadros musicales entre los que se interpretó La Traviata de Giuseppe Verdi. El nombre del teatro hace honor al General Manuel Doblado, militar de grandes méritos y gobernador del estado de Guanajuato durante el gobierno juarista.

Actualmente, del edificio original, obra del arquitecto José Noriega, sólo se conserva la fachada de estilo neoclásico, ya que el interior ha sido completamente remodelado para adaptarse a las necesidades del teatro actual y el inmueble es operado por el Gobierno del estado a través de un competente grupo de personas que se encargan desde el mantenimiento hasta la administración del mismo.

Teatro inclusivo

El Teatro Manuel Doblado cuenta con una zona especial para personas que utilizan silla de ruedas y una plataforma salvaescaleras para trasladar a esos espectadores prácticamente desde el acceso al teatro hasta el sitio dispuesto para ellos.

El Arco de la Calzada

El Arco Triunfal de León es uno de los puntos que no puedes dejar de visitar, ya que es el símbolo de la ciudad y un escenario ideal para tomarte la foto del recuerdo. Es obra del ingeniero Pedro Tejeda y fue construido en 1896, el león original que remata la obra, hecho de concreto, fue sustituido por una figura de bronce en 1958 y actualmente se encuentra en el Parque Zoológico de León.

Este emblemático monumento se encuentra ubicado en la Calzada de los Héroes, que es junto con la Plaza Principal, uno de los puntos de reunión tradicionales de los leoneses, en el que también pueden observarse esculturas elaboradas en bronce.

Se dice que, originalmente, el arco fue realizado en 1893 con materiales provisionales, como madera y cartón, ya que únicamente sería un adorno para las fiestas patrias de aquel año, pero gustó tanto a los habitantes de León que se determinó su construcción permanente como entrada a la actual avenida Francisco I. Madero.

Panteón Taurino

En la convergencia de la calle Calzada de los Héroes y el boulevard Las Américas encontramos una estatua del torero Rodolfo Gaona, originario de León, ejecutando el lance que lo inmortalizó y dejó como legado al toreo: la gaonera, con el que se torea sujetando el capote por la espalda.

Y esta estatua del arrojado diestro leonés es la antesala de un restaurante muy especial que hace honor a la tradición taurina de León y a la fiesta brava en general: el restaurante Panteón Taurino, que es, a la vez, un museo único en el mundo.

Este lugar tuvo sus orígenes en 1931 cuando Filiberto Guerra Zúñiga, un apasionado de la tauromaquia y aficionado práctico que tenía el anhelo de contar con un lugar donde los taurinos se reunieran para comentar las corridas realizadas en León y, en general, compartieran conocimiento y opiniones sobre el mundo del toro.

Fue así que nació el Panteón Taurino en el centro de la ciudad de Léon, en la calle 5 de Febrero esquina con Emiliano Zapata, como una cantina que se hizo muy popular, no sólo entre los taurinos sino entre la población en general, por sus botanas gratuitas y el trato afable y simpatía del famoso “Chato”, como era conocido don Filiberto.

En un momento determinado, el local del “Chato” fue insuficiente para albergar la cantidad de presentes y recuerdos que le obsequiaban las figuras del toreo; así también, la concurrencia de parroquianos en el lugar era cada vez mayor y ello obligó a Filiberto a buscar un espacio más amplio.

Fue así que llegó al actual emplazamiento del Panteón Taurino, en el que se incorporó el servicio de restaurante, y que desde su entrada simula una plaza de toros, con un arco sobre el que se yergue desafiante la figura de un toro de lidia, sus burladeros e incluso los palcos para prensa, radio y televisión, y los ganaderos, como en un auténtico coso taurino.

Las mesas tienen la apariencia de criptas de mármol en las que se encuentran inscritos los nombres de toreros que han muerto en el ruedo, algunos datos personales, así como el nombre del toro que los mató y la ganadería de la que éste procedía.

Las paredes del lugar están llenas con cientos y cientos de fotografías de toreros realizando suertes con el capote o la muleta, o viviendo un momento de gloria. En la barra del lugar hay un burladero y detrás de ella, una serie de gradas simuladas sobre las que descansan los envases de la gran variedad de bebidas con las que cuenta el lugar.

Como en sus inicios, el Panteón Taurino está abierto a todas las personas, aficionadas a los toros o no, y de todas las edades, ya que el ambiente es 100% familiar y libre de humo.

“El charolazo”

En el momento menos esperado, suena en el lugar un golpe dado con una charola que asusta a los comensales más distraídos y marca el inicio de una moderna tradición en el lugar: se invita a los comensales a dar dos o tres muletazos sobre la barra y, en seguida, a mostrar sus mejores pasos y movimientos de baile con los temas del momento.

Cuando vayas a León, no olvides darte una vuelta por este restaurante que se ha convertido en uno de los símbolos de León, a grado tal que se ha llegado a decir que “Si visitas León y no visitaste el Panteón Taurino, no viniste a León”. Te recomendamos pedir el chamorro en adobo, que por su exquisito sabor se ha convertido en el preferido de los comensales, tanto de León como foráneos, y acompañarlo con la cerveza o bebida de tu preferencia.

Al caer la tarde, puedes regresar a la Calzada de los Héroes, atravesar el Arco Triunfal y caminar por la avenida Francisco I. Madero hasta el centro de la ciudad, para disfrutar de su belleza desde otra perspectiva, un poco más en calma y terminar de enamorarte de ella.

Otros puntos de interés en León

  • Museo de Arte Sacro
  • Museo de la Ciudad de León
  • Santuario de Guadalupe
  • Museo de las Identidades Leonesas
  • Templo de San Juan de Dios
  • Museo de Arte e Historia de Guanajuato
  • Centro de Ciencias Explora
  • Parque Metropolitano
  • zooleón, Parque Zoológico de León
  • Zona Piel
  • Outlets de calzado, Mulza y San Martín