Publicidad

Sabor a México

La gastronomía mexicana es bastante diversa, pero si en algo se caracteriza es en el picante sabor que la mayoría de sus platillos posee. El chile, originario de nuestro país y de Centro y Sudamérica, toma su nombre del náhuatl “chilli”. De hojas simples, alternas, lisas, ovaladas y largamente pecioladas, alcanza una longitud de 5 a 12 centímetros.

“En México se conocen alrededor de 100 tipos de chile”

El chile más picante, certificado, es mexicano y se trata de un habanero maya, el cual se llama Mayan K’iin. Posee un picor de hasta 946 mil 360 unidades de pungencia scoville.

El scoville es una medida que fue inventada a inicios del siglo XX por el personaje del mismo nombre, quien ideó esta graduación basada en la intensidad del picor producido. Ya que, en realidad, la capsaicina es la sustancia que nos hace enchilarnos, aunque no tiene sabor alguno, más bien activa las áreas nerviosas gustativas del peligro.

Top 5 de los chiles más picantes de México:

El habanero (Mayan Kìin).

Uno de los platillos famosos que lleva este ingrediente son los Panuchos. Una tortilla frita rellena de frijol que en la parte superior lleva carne, cebolla morada, lechuga, aguacate y pepino. Una delicia gastronómica de Yucatán, la tierra del habanero.

Piquín

Hay una deliciosa salsa cuya receta es originaria de San Luis Potosí, misma con la que los lugareños acompañan la mayoría de sus comidas, y dentro de los ingredientes principales se encuentra este chile.

Tabasco

Es originario de las regiones tropicales y subtropicales de Centro y Sur América, donde México y Guatemala son los principales países productores.

De árbol

Una rica salsa de aceite con chiles secos de árbol y pepitas (semillas de calabaza) no puede faltar en tu menú mexicano. Ideal para acompañar sopas, tacos, guisados, quesadillas y más.

Serrano

Otra de las salsas que harán bailar a tu paladar es la salsa de chile serrano frita, famosa en la región del Golfo de México.