Publicidad

El Acueducto más importante de México está en Hidalgo

Acueducto del Padre Tembleque

Construido por la necesidad de llevar agua a comunidades indígenas, el Acueducto del Padre Tembleque es hoy una joya arquitectónica que tras cinco siglos se mantiene en pie y continúa asombrando por su perfección en trazo y forma.

Esta edificación se ubica en la comunidad de Santiago Tepeyahualco, municipio de Apan en Hidalgo; su majestuosidad y conservación le valieron la denominación de Patrimonio de la Humanidad, a pesar de que se encuentra fuera de una zona de monumentos pero se rodea de kilómetros y kilómetros de naturaleza.

Al momento de su construcción, en 1555, y en algunos siglos después se consideró una de las obras hidráulicas más importantes del continente. La idea de crear este acueducto y su realización fueron gracias al fraile Francisco de Tembleque, y es precisamente por este religioso que lleva y ha conservado ese nombre por más de 460 años.

Lo que hoy es uno de los grandes atractivos de Hidalgo, en el pasado fue la obra que llevó agua a las comunidades de Otumba y Zempoala, el acueducto se extiende por unos 48 kilómetros, por lo que además de esas poblaciones, todos los puntos que a su camino se encontraban fueron abastecidos del líquido.

Decenas de publicaciones atestiguan las dificultades económicas y teóricas que enfrentó la construcción de dicho acueducto, pues aun cuando el Padre Tembleque dio el banderazo a la construcción en 1555, existen varias referencias de que el proyecto tenía más de una década en planes, todos infructuosos.

Extras

Pero cinco siglos después, la obra permanece intacta y como un atractivo turístico que continúa maravillando a los visitantes que además pueden observar caminos ricos en cactáceas y magueyes, no por nada parte de la experiencia al visitar esta zona consiste en tomar un buen pulque.

Y es que en las comunidades situadas alrededor del Acueducto del Padre Tembleque – Otumpa y Zempoala – es recurrente encontrar sitios para comer y degustar la ancestral bebida.

Lugar: Santiago Tepeyahualco (municipio de Apan), Hidalgo.
Horario: Aunque el lugar puede ser visitado a cualquier hora del día, se recomienda hacerlo entre las 8 y 19 horas, mientras haya luz.