PUEBLA
Check In

Pasaporte a la Aventura, Parque Loro

Por: Claudia Cisneros

Fundado un 8 de octubre de 1998, el Parque Loro Puebla, ubicado en el Kilómetro 9 de la carretera federal Puebla-Atlixco, abre sus puertas tanto a la aventura como al conocimiento. Con el objetivo claro de preservar especies amenazadas, al paso de los años este recinto se ha ido transformando para brindar tanto a locales como a turistas los mejores servicios, pero, sobre todo, la apreciación de las diferentes especies que se encuentran en este zoológico.

Hay que señalar que, en sus inicios, específicamente en el año 1991, era un criadero de caballos miniatura, se contaba con 300 animales, pero después de unos años más especies de animales llegaron a este lugar, lo que llevó a tomar la decisión de ampliar las instalaciones y convertirlo en lo que hoy en día todos conocemos: Parque Loro.

Al abrir el parque se contaba con 300 animales

En entrevista con Keren Miranda Méndez, asistente de Dirección y Gerencia, así como con Paul Carlos Guy Calmus, gerente de Colección y Bienestar Animal; hablaron de este recinto y sus próximos proyectos.

“Después de ser un criadero de caballos miniatura, nos convertimos en este bello zoológico, albergando un gran número de especies, siempre con el objetivo claro de preservar y reproducir de la mejor manera la vida silvestre”, dijo Keren Miranda, quien agregó que “al inicio eran más aves, de ahí el nombre de Parque Loro, posteriormente llegaron más y más especies. Actualmente contamos con 400 ejemplares de cien especies”.

El parque actualmente cuenta con más de 400 ejemplares de cien especies

Reproducción e Intercambios

Todos los animales que se encuentran en Parque Loro, cuentan con los mejores cuidados y atenciones de expertos. Se adquieren regulados bajo las leyes de reproducción e intercambio, destacó Guy Calmus.

“Cuando nace una especie, en ocasiones se queda en el Parque, pero en otras se traslada a otros parque o zoológicos a manera de intercambio, esto se hace porque somos un zoológico pequeño y las instalaciones que tenemos son para tener parejas de algunas especies, ejemplo de esto, los felinos”.

Es importante decir que la reproducción de muchas especies es difícil, sin embargo, es necesario prestar toda la atención a ésta, ya que es importante para la conservación de especies.

“Para que exista una reproducción con éxito es necesario tener varios elementos como buena alimentación, convivencia, bienestar, libertad. Si los animales se sienten a gusto es más fácil que se reproduzcan”.

En este caso, una de las especies más difíciles de preservar son los monos Tití, ya que son muy frágiles, de mucho cuidado y seguimiento, sin embargo, en Parque Loro, gracias a los cuidados, la reproducción ha sido fructífera y esto ameritó que tengan un área sólo para ellos. Ahora bien, de las especies más fáciles de reproducir son los felinos.

Los costos de mantenimiento para un zoológico o parque

Dependiendo de la dimensión del lugar y el número de especies son los costos de mantenimiento, no obstante, hay que resaltar que en el caso de Parque Loro, siendo un lugar privado, se sustenta de las entradas de la gente, esto es, de la taquilla, ya que no cuenta con ningún apoyo gubernamental.

Por lo que la comida para los animales, instalaciones, cuidados y personal son costeados gracias a la asistencia de la gente y es importante decir que este lugar es cada vez más visitado tanto por chicos como por grandes.

Ubicación del Parque: Ver ubicación del Parque en un mapa

Costos de taquilla*:
Adultos $119.00 pesos
Niños (2 a 10 años) $99.00

Horario:
10:00-18:00 horas, los 365 días del año

Paquetes especiales para empresas y grupos escolares y paquetes de fiestas, con hasta un 50% de descuento

Un recorrido lleno de interacción y conocimiento

Dentro de las áreas de este parque se encuentran las dedicadas a las aves, los felinos, osos, primates, animales de granja, tortugas, perritos por mencionar algunas.

Independientemente de la información que hay en cada área, se cuenta con personal capacitado para aclarar todo tipo de dudas a los visitantes, así como talleres y otras actividades más, ya que se enseña a los visitantes los cuidados que se deben dar a los animales, principalmente a los que están en peligro de extinción.

También se encuentran en el recorrido áreas para convivir con la familia y zonas específicas para alimentar algunas especies como los conejos y otros animalitos de granja.

Un punto que no puede pasar desapercibido es el área de felinos, donde un cuidador permite el acceso a una zona específica y la gente puede alimentar a estas especies dándoles pequeños trozos de carne mediante una pinza alargada que permite el paso del alimento. Esta misma actividad se realiza también con los osos.

De esta manera, la gente que visita Parque Loro se encuentra en convivencia cercana con los animales, a diferencia de otros zoológicos.

“Es importante que los niños y los padres vean y sientan esta interacción con los animales con la flora y la fauna del lugar, que conozcan la vida de las diferentes especies; ya que en un zoológico o parque de este tipo son cuatro los puntos básicos que se deben tener: conservación, educación, reproducción e investigación”, señaló la Gerencia de Colección y Bienestar Animal.

Especies en peligro de extinción y el hábitat de los animales

Dentro del parque hay especies que requieren de mayores cuidados, éstas son la de los animales que están en peligro de extinción, tal es el caso de algunos osos, jaguares, cocodrilos, perritos de la pradera, entre otros.

“Aquí se les brinda el mayor de los cuidados con veterinarios especializados, con una convivencia en donde ellos se sientan queridos. Se trabaja para entretenerlos y que sientan que es su casa”.

Lo anterior es muy importante, ya que además de los animales en peligro de extinción, todas las especies tienen la atención y cuidados.

“El zoológico es su casa, aquí nacen la mayoría, aunque también tenemos algunos animales rescatados. Ellos nos ven como sus cuidadores, sus proveedores de alimentos. Los animales que nacen en zoológicos o parque si se llevan a sus lugares de origen mueren, porque no saben cómo interactuar”.

Si bien los animales son queridos y amados, pero sobre todo cuidados en este lugar, tarde o temprano cumplen un ciclo y mueren. Cuando esto pasa, el parque avisa a las instituciones encargadas legalmente de la baja o muerte de un animal y se pasa a dar, de ser posible, una función más a esos animales muertos, como es el caso de la taxidermia para exhibición o también se aprovecha sus pieles y huesos. De esta manera los animales siguen con una función como parte de la educación a los visitantes.

Datos curiosos de la vida animal