Viaja a la playa en auto
Publicidad

Viaja a la playa en auto

Ahorra dinero y disfruta del mar sin problemas

Los días previos a salir de vacaciones son de gran expectativa y muchos pendientes, uno de los puntos débiles de muchos viajeros es el poder lograr el equipaje “perfecto” pues siempre existen los que empacaron de más o a los que les faltó guardarropa.

Sin embargo, lograr llevar lo ideal e importante solo requiere de un poco de planeación así como de concentración pues lo que sea seleccionado para usar determinará, en parte, el éxito de nuestra salida. Evidentemente no se puede tener un modelo de equipaje, pues ésta variará dependiendo de muchos factores: duración de las vacaciones, destino, clima y actividades planeadas o consideradas.

Para un viaje a la playa en auto se debe considerar que, además del equipaje, se pueden llevar otros objetos que ahorrarán dinero al viajero.

Las recomendaciones

  • A menos que la playa que se vaya a visitar sea Miami o algún destino con una ciudad mega desarrollada, debe descartarse el llevar demasiado espacio extra pues no se realizarán compras excesivas.
  • Revisa el clima, solo en situaciones extremas el clima suele cambiar por lo que revisarlo incluso un día antes es lo ideal para poder empacar.
  • Lleva una maleta adecuada, preferentemente una tamaño cabina de avión para una persona, o una grande para dos o más viajeros.

Lo que debes llevar

  • Lleva un toldo o sombrilla de playa y sillas o bancos plegables: si no encuentras un lugar donde te renten un espacio para sentarte y ahorrarás dinero.
  • Protector solar: verifica que tenga el Factor de Protección Solar (FPS) 50, es el recomendable pero si eres más sensible al sol checa cuál se adapta a tu piel.
  • Agua o recipiente para líquidos: mantenerte hidratado en climas calurosos es vital, evita un golpe de calor o una deshidratación innecesaria.
  • Hielera rígida o plegable: te ayudará a que transportes tus propias bebidas a la playa y es una especie de maleta inicial.

  • Libro y / o juego de mesa: nadie aguanta pasar todo el día dentro del mar pero sí puedes contemplarlo cómodamente desde la playa, por lo que es el momento perfecto para apagar el móvil y sacar ese libro empolvado de la repisa que prometimos leer o un juego de mesa para integrar a toda la familia.

  • Toallas para la playa: muchos hoteles restringen el traslado de las toallas a la playa o pueden cobrar un cargo extra por ello, por lo que llevar una toalla especial para esta ocasión será un gol más para tu bolsillo.
  • Ropa: siempre suma un outfit extra al número de días que pasarás de vacaciones, pues uno podría mancharse, jalarse o tan simple como no gustarte al momento de ponértelo.
  • Traje de baño: no lo olvides, en las zonas costeras los precios de los trajes de baño son muy variados y para no hacer un gasto innecesario empaca el tuyo y si tienes dos, mucho mejor, le dará versatilidad a tu vestuario y dará tiempo “de secado” al otro.

  • Lentes oscuros: los ojos son sensibles a los rayos solares al igual que tu piel, por lo que el “filtro” para ellos serán unos buenos lentes oscuros, especialmente los que cuentan con protección para los rayos ultravioletas.