PUEBLA
Publicidad

Palenque

Vestigio de una majestuosa cultura

Toda zona arqueológica es interesante por sí sola, pero hay lugares que cautivan desde el primer momento ya sea por su belleza arquitectónica, por su historia o por la majestuosidad del paisaje con el que se funde y en Palenque, todos estos elementos se conjugan

Siempre es interesante conocer nuestras raíces de primera mano, caminar por los sitios donde nuestros ancestros imprimieron su magia y sabiduría, tocar las piedras milenarias y sentir su espectacular energía. La Selva Lacandona acuna uno de los sitios más importantes de la cultura maya, funge como elegante marco de la magnífica ciudad de Palenque, una zona arqueológica llena de fuerza y carácter. Poner un pie en este territorio sagrado es un privilegio que no puedes dejar pasar.

Al noreste de Chiapas, a unos cuantos kilómetros del centro del municipio de Palenque, encontrarás el Parque Nacional Palenque. Un guía te recibirá a la entrada, te dará una breve introducción al sitio y te preguntará si deseas que tu visita sea guiada. Te recomendamos ampliamente que elijas la compañía del guía, su conocimiento del lugar resultará en una visita más completa y provechosa.

Te recomendamos ampliamente que elijas un guía para que tu experiencia sea mas completa

Conforme te acercas a la zona arqueológica una vocecita en tu interior te dice que estás a punto de conocer uno de los más preciados lugares de nuestro país. El guía comenzará a darte los primeros datos curiosos del lugar, algunos de ellos impresionantes, como que alrededor de la zona principal existen más de 60 mil construcciones mayas aún bajo tierra, ocultas por la selva y el tiempo. El asombro surgirá en seguida, pues la riqueza histórica del lugar, la belleza del paisaje y el candor de la gente se te meterá en el corazón como una flecha.

Primera parte del recorrido

La primera parte del recorrido consiste en una caminata por la selva. Tendrás la oportunidad de contactar con la abundancia del entorno, respirar el aire puro, beber directo de un manantial en medio de la espesa vegetación e incluso balancearte en una liana; siente cómo la selva te inunda los poros y te purifica el cuerpo. Una vez fuera de la selva te espera la imponente belleza de las construcciones precolombinas de la gran ciudad de Palenque. Uno de los edificios más interesantes de la ciudad maya es el Templo de las Inscripciones, donde fue hallada la cripta del Rey Pakal, ilustre personaje de la cultura maya. A un lado de este gran edificio se encuentra la Tumba de la Reina Roja. Se le conoce así debido a que la mujer que fue sepultada ahí (presumiblemente la esposa de Pakal "El Grande") estaba rodeada de un gran tesoro y su osamenta estaba cubierta de cinabrio, mineral rojo que era utilizado para preservar los restos humanos y que, por sus características tóxicas, protegían la cripta de posibles saqueos. El legado del Rey Pakal fue continuado por su hijo Kan B’alam. Él construyo uno de los complejos ceremoniales más importantes del mundo maya, El Grupo de la Cruz. Conoce estos grandes edificios y, con ellos, la historia de los personajes que ahí habitaron, de los osados reyes que los construyeron, de sus avances tecnológicos y sus impresionantes conquistas. La maestría plasmada en las ruinas deja claro el por qué de la importancia que esta cultura tuvo en el periodo clásico y cómo su sabiduría ha permeado en el mundo actual.

Mira a México a través de los ojos de sus antepasados.

Terminarás agotado, no te vamos a mentir. El recorrido exige que pongas toda tu energía y atención, pero sin duda, valdrá la pena. Dedícale un día a este maravilloso lugar. Absorbe toda la información que puedas, graba en tu memoria cada color, forma y aroma que la selva te ofrece, juega a ser explorador mientras visitas cada rincón de las construcciones mayas.

Pakal, "el astronauta"…

Desde que se descubrió la tumba de K’inich Janaab’ Pakal, el 12 de junio de 1952 por el arqueólogo Alberto Ruz Lhuillier, el magnífico grabado en la lápida del sarcófago del gobernante maya maravilló al mundo e inspiró una interpretación "fuera de este mundo" acerca de su significado.

Apasionados de los ovnis y las teorías de un origen extraterrestre del hombre vieron en la inscripción de la lápida un hombre conduciendo una nave o cápsula espacial, con controles y pedales, y que despedía fuego por la parte trasera, a manera de propulsión.

Incluso científicos de la NASA contribuirían a reforzar la fantástica teoría al afirmar que en el grabado se distinguían 16 elementos muy similares a los de los tableros de las naves modernas; incluso hubo quienes veían en la nariz de Pakal —en el grabado— un dispositivo de respiración asistida.

Pero un simple cambio de perspectiva, colocando la imagen en forma vertical, y análisis de arqueólogos e historiadores especialistas en el mundo maya darían una versión más acorde con la cosmogonía maya: se trataba, simplemente, de la representación de Pakal descendiendo al inframundo tras su fallecimiento.

En el grabado, del interior del mítico personaje brota el Árbol de la Vida, como metáfora del ciclo de la existencia en el que el fin de una vida da origen a otra. Los mayas creían que el paso por el inframundo era obligado para renacer en el otro mundo. Pakal, entonces, ascendería por el Árbol de la Vida hacia los cielos para encontrarse con el dios Itzamna’, el señor supremo del panteón maya, representado por un ave en lo alto del árbol.

La tumba de Pakal fue cerrada al público en 2004 debido a que la entrada masiva de personas provocaba un incremento de temperatura y humedad en ese espacio, y podrían deteriorar el sarcófago. En 2010, tras 40 horas de arduas maniobras, la lápida grabada, removida por Ruz Lhuillier para explorar el sepulcro, regresó a su sitio original.

 

A post shared by México Ruta Mágica (@mxrutamagica) on

Datos interesantes:

  • Antes de llegar al Parque Nacional Palenque encontrarás el Ecoparque Aluxes, donde podrás estar en contacto con una amplia gama de flora y fauna característica de la región.

  • Si al salir de la zona arqueológica mueres de hambre, los tacos de guisado de Doña Petra y Don Armando calmarán tu hambre y saciarán tu antojo. Búscalos en el estacionamiento.

  • En esta región llueve todo el año, pero eso no impide apreciar la belleza del lugar. Te recomendamos ir con ropa cómoda y calzado antiderrapante.

  • Palenque, la ciudad maya, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1987.

  • El municipio de Palenque recibió la categoría de Pueblo Mágico en 2015, convirtiéndose en el cuarto municipio chiapaneco en recibir esta distinción.

  • Fuera y dentro de la zona arqueológica encontrarás artesanías regionales variadas, muchas de ellas tienen motivos mayas o son réplicas miniatura de los detalles encontrados en las ruinas. Estas artesanías son elaboradas por manos chiapanecas y significan el sustento para muchas familias locales.

  • Debido a la afluencia de visitantes y a las condiciones climáticas, los guías recomiendan visitar el parque en los meses de abril y mayo.

  • Víctor Damas, un apasionado de la cultura maya, quien por la mañana es guía y por la tarde profesor de Historia, te llevará por las zonas más extraordinarias de la selva y te contagiará el amor que siente por su estado, su gente, su cultura y los vestigios de sus antepasados. Pregunta por él en el área de recepción del parque.

Costos*:

Entrada al parque nacional: $34.00
Entrada a la zona arqueológica: $70.00
Entrada gratuita a la zona arqueológica presentando credencial de estudiante, maestro, INSEN
Los domingos la entrada a la zona arqueológica es gratuita para visitantes nacionales.

Tour zona arqueológica: $1,300.00
Tour zona arqueológica y selva: $2,600.00

* En pesos mexicanos

Recomendación:

Consulta con tu guía el tipo de tour que más te conviene y acuerda con él el costo final

Horario:

Lunes a domingo de 8:00 a 17:00 hrs.

Abierto todos los días del año.

El museo de sitio no abre los lunes.