SURF, al ritmo de las olas
Publicidad

SURF, al ritmo de las olas

El mar siempre ha atraído al hombre y diversas disciplinas deportivas nos ayudan a tener un contacto directo y algunas, como el surf, nos permiten tener la impresión, aunque momentánea, de dominar al gigante azul

El sol ha comenzado a salir y el aire todavía es un tanto frío. Tomas algo ligero para proteger tu estómago. Ya traes puesto el traje de baño y te mentalizas para concentrarte y disfrutar el momento. Te diriges hacia la playa El Revolcadero, la cual a lo largo del tiempo ha sido testigo del nacimiento de varios expertos en el surf. Aunque el nombre de este sitio es algo que hace pensar y hasta sentir temor, sus olas son las mejores y más nobles dentro de la zona para surfear.

Ahí se encuentra ACA Surf. Uno de los mejores lugares para aprender sobre este deporte. No sólo puedes adquirir algún recuerdo como llaveros, gorras o collares, ropa para estar mejor equipado o algunas de las tablas hechas a mano y personalizadas que ellos mismos fabrican. También los puedes contratar por hora para tomar una clase al lado de estos expertos de las olas.

Comienza el desafío

Las tablas han sido colocadas en fila sobre la gruesa arena de Acapulco. Una bella postal ante tus ojos te otorga la valentía y confianza para realizar esta actividad. Las dudas han quedado atrás, pues los maestros de ACA Surf ya te explicaron que lo más profundo que entrarás son unos 30 metros y, al menos a lo largo de esa distancia, el agua no rebasará tu cintura. Además, ellos irán contigo todo el tiempo, sosteniendo tu tabla al principio o más, dependiendo de tu nivel.

Todo está listo para el inicio. Convocan a los participantes a tomar su lugar en la tabla sobre la arena y la clase comienza. Las indicaciones son de extrema importancia por tu seguridad: mantener el equilibrio recostado sobre la plancha, levantarse en un solo movimiento, colocar un pie a la altura del abdomen y el otro en la marca de la tabla, flexionar bien las piernas para tener estabilidad. Mira siempre hacia el frente y estira las manos para tener equilibrio, y lleva contigo una sonrisa de gozo ante el logro que estás a punto de realizar.

El momento de la verdad ha llegado, es hora de ingresar al mar. Tu acompañante de ACA Surf te hace unas últimas observaciones. Caminas mar adentro hasta donde el agua cubre tu cintura y te recuestas en la tabla. Levantas el rostro y te sostienes con las manos a la altura de los hombros. Tu guía te ayuda a analizar las olas, viene una buena… Te gira con la tabla y comienza la cuenta regresiva.

La ola

Aunque el corazón va a mil por hora ante la expectativa, el miedo y la emoción, respiras profundo y te dejas llevar por la armonía de la naturaleza. Sientes la fuerza de la ola detrás de ti, casi tocando tus pies.

Comienzas a bracear para impulsarte y hacer converger tu energía con la de la ola que se forma. Escuchas en un grito “¡AHORA!” y ahí te impulsas, tomas la tabla entre tus manos y te pones de pie con la posición que te acaban de indicar en tierra firme. Por unos segundos te sientes como aquellas gaviotas que, con el vuelo que han emprendido rozan la superficie acuosa del océano, dejando que sus alas sean tocadas por algunas gotas de sal.

Te vuelves uno con el mar, la naturaleza y todo lo que te rodea. El equilibrio pierde fuerza y tu cuerpo se tambalea, caes de la tabla. Pero esto es normal, te ríes ante la caída porque valió la pena y lo seguirás intentando. “¿Qué falló?”, preguntas. Tu guía te responde con una serie de consejos: “No olvides la posición”, “Te faltó mantener la vista al frente”, “Agáchate más”. No importa cuántas veces caigas, lo verdaderamente importante es disfrutar el momento y aprender de cada una de las caídas.

El adiós

Se acerca el momento del final, el sol ha tomado fuerza y tienes el sabor de la sal en los labios. Unas últimas olas por aprovechar y tu confianza ha incrementado un 80%. A estas alturas conoces mejor el ritmo de la energía que trae consigo la espumosa ola. ¡Lo lograste!, dominaste las dudas, el miedo y la tabla.

Ejercicio completo

  1. Te recomendamos ponerte bloqueador mucho antes de que ingreses al agua, ya que el producto que no absorbe tu piel contamina nuestros mares y destruye su fauna.
  2.  Una hora de surfing equivale a tres horas de crossfit y tener buena condición física y fuerza en las piernas te facilita la práctica de este deporte.
  3. Es un buen sedante contra el estrés, ya que el surf se hace gracias a la fuerza del mar, el viento y las olas, factores para prácticar este maravilloso deporte.

Agradecemos a nuestros amigos de ACA Surf: