Valle al extremo, aventura sin límites - Ruta Extrema
Publicidad

Valle al extremo, aventura sin límites

Si visitas Valle de Bravo encontrarás una gran variedad de actividades que te dotarán de una buena dosis de adrenalina

10 Sep 19

Visitamos Valle de Bravo y a pesar de haber investigado y saber lo que podíamos hacer, al llegar a este hermoso lugar nos llevamos una gran sorpresa por la cantidad de actividades que puedes realizar, ya que además de relajarte junto al lago o disfrutar de un día caminando por sus calles, Valle de Bravo puede sorprenderte al llevar tu carácter y tus capacidades físicas al límite.

Ya sea en el lago o sus alrededores, las opciones son interminables, eso sí, todas con una buena dosis de adrenalina, vuela como ave en el parapente, siéntete parte de la peña en el rapel, enlódate como si volvieras a ser un niño pequeño en un RZR y pasa un día lleno de agua, salpicones, saltos y diversión en el kayak.

Parapente

Él firma una carta responsiva y estamos listos para subir a la camioneta, yo solamente seré su acompañante para grabar la salida y tomar fotos, entonces, ¿por qué estoy nerviosa?

Subimos a la camioneta que nos llevará a la pista de salida del parapente y realizamos un trayecto de aproximadamente 40 minutos entre caminos asfaltados y otros de terracería, los nervios de todos van en aumento.

En la camioneta vamos seis personas pero sólo volarán cuatro, sin embargo, la expectativa crece en todos a cada minuto, vayas a realizar el salto o no. Después del recorrido llegamos a la zona de despegue.

Hay mucha gente: algunos viendo, otros volando, los pilotos… hay un momento en que no sabes a dónde voltear, apenas te estás acostumbrando a la altura cuando ves salir un parapente, después otro y otro más.

Es momento de ir hacia la pista de despegue, pasamos los dos y comienzan a equiparlo con una mochila y arneses alrededor de sus piernas y sus hombros, una vez equipado, le dan las instrucciones para realizar el salto.

“Al sentir un tirón, caminarás dos pasos hacia atrás, y al sentir un pequeño empujón hacia adelante, es hora de correr hacia el vacío”. Llega su turno, el parapente se levanta, corren y saltan al vacío, a una altura de unos 400 metros sobre el lago.

Yo continúo nerviosa, guardo la cámara con la que inmortalicé el momento y me dirijo a la camioneta que me llevará al punto de aterrizaje donde me encontraré con él para seguir recorriendo Valle.

Rapel

Diecisiete metros no suena demasiado alto, pero de espaldas y soportando tu propio peso, parece bastante difícil. Nos colocan los arneses, cascos y nos dan los guantes, nos amarran a una línea de seguridad y pasamos a la zona por la que descenderemos.

En La Peña, el instructor nos explica que debes “sentarte en el aire” para comenzar a bajar como si caminaras hacia atrás, estamos listos y él estará ahí para ayudarnos, además de que llevamos la línea de vida a la hora de bajar para evitar accidentes.

Nos colocamos de espaldas al vacío en lo alto del muro de piedra, ambas piernas abiertas en compás, mano izquierda con la cuerda frente al cuerpo y la derecha con esa misma cuerda a la espalda, esta mano controlará la velocidad del descenso: si se coloca detrás frenaremos y si la movemos a la derecha bajaremos.

Ahora sí, poco a poco caminamos hacia atrás, más y más, hasta que comienza el vacío. Es momento de “sentarse” y, poco a poco, bajar hasta que la cuerda que nos sostiene toca la piedra donde estábamos parados y nuestros cuerpos adoptan una posición más o menos horizontal en el aire, casi paralela con el suelo.

Hemos logrado lo más difícil y ahora continuaremos bajando un pie a la vez. Hacemos un alto a mitad de camino y volteamos hacia atrás para contemplar el lago de Valle de Bravo desde una perspectiva única, una de las postales más hermosas que nos llevaremos de este Pueblo Mágico.

Kayak

Llegamos al lago, nos dan nuestros chalecos salvavidas y remos, tendremos una pequeña clase antes de entrar al agua en los kayaks: manos al frente sosteniendo el remo y practicamos fuera del agua.

Unas últimas indicaciones y es momento de entrar al lago, nos vamos metiendo uno por uno en nuestro kayak y comenzamos a remar, en realidad es mucho más sencillo de lo podría parecer.

Empezamos a avanzar, unos juegan carreras mientras otros cantamos y reímos. Juntos llegamos a una parte del lago desde donde podemos ver La Peña. El conjunto que conforman el agua del lago con lo rocoso de la elevación es simplemente hermoso.

Disfrutamos un rato de la vista y regresamos al punto de partida, aunque antes nos detenemos en un sitio donde hay unas piedras desde las que puedes saltar al lago para nadar.

Después de algunos momentos de duda, me decidí y desde aproximadamente cuatro metros de altura, me tiré al agua, un verdadero alivio después de haber remado durante unos 30 minutos bajo el sol.

Subo de nuevo a mi kayak y, ahora sí, nos dirigimos al muelle. A unos cuantos metros decidimos realizar una carrera para despedirnos del lago, en esta competencia no hay trofeos, sólo un premio que es la convivencia y que, al final del trayecto, hemos ganado todos.

RZR

Subimos al RZR y nos dan las instrucciones de manejo, yo voy de copiloto y encargada de la cámara; este tipo de vehículos es muy estable, así que avanzamos rápido hasta llegar a un camino de tierra por una pendiente.

Hay charcos en el camino y es inevitable enlodarse un poco, seguimos adelante y después de uno 25 minutos llegamos a un circuito. Nos dan la indicación de que podemos entrar y es cuando la actividad se pone más interesante.

Sólo puedo ver lodo, hoyos y tierra, avanzamos velozmente entre el irregular camino con la adrenalina al mil. Después de un buen rato disfrutando del circuito, es hora de regresar, con bastante lodo en nuestra ropa y en el cuerpo como recuerdo.

Por si no fuera suficiente la cantidad de “tierra líquida” que ya llevamos, al salir del circuito hay un charco enorme que nos regala nuestro último baño y nos deja cubiertos de lodo de pies a cabeza. Regresamos al centro para devolver el vehículo, ir al hotel a bañarnos y continuar descubriendo las maravillas de Valle.

Descubre Valle de Bravo - Tours & Ecoturismo

Contacto e-mail: descubrevalle@hotmail.com
Teléfono móvil: 722 367 7038
Página de Facebook: @descubrevalledebravo