Tamasopo, divina aventura - Ruta al Descubierto
Publicidad

Tamasopo, divina aventura

Un municipio potosino pródigo en paisajes naturales de extrema belleza, ideal para el descanso y la aventura

03 Ene 20

Ubicado en la región sureste del estado de San Luis Potosí, Tamasopo es uno de los 20 municipios que conforman la famosa Huasteca Potosina y, en sus poco más de 1,300 kilómetros cuadrados de extensión, encierra paradisíacos paisajes de exuberante vegetación y abundantes cuerpos de agua.

El nombre de Tamasopo proviene del vocablo huasteco “tamasolpe”, del que no hay una traducción oficial, sin embargo, algunas versiones sostienen que significa “lugar donde gotea el agua” y esta interpretación se hace patente en la gran cantidad de cascadas, cuevas, ríos y albercas naturales con la que cuenta, como el Puente de Dios y las Cascadas de Tamasopo.

Algunas versiones sostienen que significa “lugar donde gotea el agua”

Escalones hacia el paraíso

Si visitas Tamasopo, el sitio conocido como Puente de Dios es una de las paradas obligadas, un verdadero regalo para los viajeros de espíritu aventurero y que gozan de buena condición física, ya que la travesía incluye senderismo, saltos al agua y mucho nado, pero todo el esfuerzo que realices valdrá la pena porque el lugar es, en verdad, inolvidable.

Para llegar a Puente de Dios tienes que descender 326 escalones, pero no te asustes, existen algunos miradores en el camino que te brindarán un respiro y, además, la oportunidad de apreciar la belleza del paraje en toda su dimensión y tomar las primeras fotos de recuerdo, en las que, te aseguramos, se impregnarán hasta los aromas de las plantas y el armónico sonido de las corrientes de agua.

El camino termina y es momento de quitarse la ropa, colocarse el chaleco salvavidas -obligatorio- y darse un buen chapuzón. Con un salto, sumérgete en la refrescante agua de este lugar, pero toma tus precauciones porque la corriente es fuerte debido a que, a muy poca distancia, hay una caída de agua de más de 20 metros de altura, así que sujétate bien de las cuerdas que encontrarás a lo largo del recorrido, éstas te ayudarán a soportar la fuerza del agua.

Las mismas cuerdas te conducirán hacia un pequeño túnel por el que ingresarás al interior de una enorme roca y es entonces cuando estarás pasando por debajo del Puente de Dios. Una recomendación: cuando estés adentro del túnel, gira para nadar sobre tu espalda y así poder mirar hacia arriba, ya que serás testigo de una de las vistas más hermosas de los paisajes naturales de San Luis Potosí.

Después de atravesar completamente el puente natural podrás nadar un poco, recuerda tener cuidado con la corriente y, además, con las piedras que abundan en esta parte del paraje. No pierdas oportunidad de tomarte algunas fotos con este increíble sitio como fondo, ¡serás la envidia de tus seguidores en redes sociales!

Cascadas de Tamasopo

Si lo que estás buscando es un día lleno de adrenalina, nuevas experiencias y mucha, mucha agua, no dudes en continuar tu recorrido por el municipio, teniendo como siguiente punto las Cascadas de Tamasopo, que se encuentran a tan sólo 15 minutos de Puente de Dios en auto.

A llegar podrás ver las tres principales caídas de agua del sitio, una tras otra en una gran pared de roca, una imagen que, aunada al sonido, es un espectáculo que te fascinará. Estas cascadas cuentan con alturas similares, pero son totalmente diferentes, su forma, el cauce y la brisa que desprenden a lo largo de su trayecto.

Detente un momento y observa el agua, las tonalidades y colores que le dan vida a este paraíso acuático te impresionarán, ya que van desde el verde más claro hasta el azul más intenso, pasando por bellos tonos turquesa, todos regalándote una clara vista del fondo -y sus pececitos- por la transparencia del agua.

Puedes disfrutar de este sitio nadando en los diferentes espacios destinados a esta actividad, donde encontrarás diferentes profundidades. En la primera zona, la profundidad no llega al metro, pero existen otros tres sitios que cuentan con profundidades de 3, 5 y 8 metros.

¿Te sientes atrevido? Encontrarás en estas pozas diferentes opciones para lanzarte al agua, planchas para clavados y cuerdas atadas a una rama se encuentran en la lista de actividades para demostrar que eres todo un experto en los saltos. Si por el contrario quieres algo más tranquilo, todas estas albercas naturales cuentan con escalones para entrar -o salir- sin necesidad de lanzarte desde lo alto.

Recuerda que en estos lugares es obligatorio el uso de chaleco salvavidas para garantizar tu seguridad. Es un lugar excelente para pasar un día con amigos, familia o simplemente disfrutar de la naturaleza.

Después de tanto nado y este recorrido es probable que el hambre se haga presente, pero no te preocupes, en las Cascadas de Tamasopo encontrarás cuatro diferentes restaurantes para recuperar energía, cada uno con una especialidad diferente: antojitos, cortes, mariscos y comida rápida.

En “La Molienda”, uno de esos restaurantes, podrás encontrar algunos vestigios y fotos de cómo era este sitio, ya que anteriormente era un molino de caña de azúcar, en la parte exterior del restaurante hay un pequeño acueducto que se usaba para reconducir el agua y aprovechar su fuerza con la que, gracias a un sistema de norias, se echaba a andar los molinos.

Disfruta del sonido que producen las cascadas, sentarte en el agua a disfrutar del calor, lanzarte un clavado y nadar relajadamente. ¡Vive la experiencia de visitar las bellas Cascadas de Tamasopo en San Luis Potosí!