Centro de Espiritualidad Carmel Maranatha, refugio de fe - Ruta al Descubierto
Publicidad

Centro de Espiritualidad Carmel Maranatha, refugio de fe

Esta casa de oración ubicada en Valle de Bravo ofrece a los creyentes el espacio ideal para tener un encuentro personal y con Dios, así como redescubrir y fortalecer su fe en un ambiente de silencio y paz

04 Nov 19

En determinado momento de su vida, todo individuo se enfrenta a la necesidad de hacer un alto en el camino para analizar los pasos que ha dado y los que dará, una pausa para comprender y hasta determinar el objetivo de su existencia, y varios son los caminos que le ayudan a encontrar una dirección y el equilibrio como persona.

Todo depende de las condiciones en que se crece, de la familia, de la cultura que nos rodea y de las convicciones personales que adquirimos a lo largo de los años; así, algunos optan por el yoga, otros por la meditación, algunos consagran su vida al ejercicio físico y muchos más, a través de la religión, se deciden por la oración.

Es con esta última práctica que los creyentes establecen un diálogo con Dios y, al mismo tiempo, le rinden pleitesía. Los adeptos de la religión católica, la más extendida en México con alrededor del 90 por ciento del total de personas que profesan alguna fe, acostumbran orar al levantarse y antes de dormir para agradecer un día más de vida y pedir por el bienestar y salud propios, de sus seres queridos y de los desvalidos.

Además del agradecimiento y eventuales peticiones, hay fieles católicos que aseveran experimentar, gracias a la oración, un bienestar espiritual y el deseo de ser mejores personas. Si bien la oración puede realizarse prácticamente en cualquier lugar, es común hacerlo en las iglesias o en centros dedicados a ello, como uno existente en Valle de Bravo.

Oasis de tranquilidad

A orillas de la carretera México-Valle de Bravo, exactamente en el kilómetro 66, se ubica el Centro de Espiritualidad Carmel Maranatha, un inmueble católico consagrado a la oración, en el que destaca la sobriedad de su arquitectura, con rocas y cantera como materiales principales.

El centro se encuentra en un pequeño montículo, por lo que, desde la entrada, hay que recorrer poco más de cien metros en ascenso hasta llegar a una escalinata amplia que conduce a la entrada; a un costado, una fuente de cantera labrada, coronada por una escultura de la Virgen María con el Niño Jesús en uno de sus brazos, es la primera de las maravillas que veremos en su interior.

El acceso principal conduce a la Plazuela de San Juan de la Cruz, la cual evoca una escena del Medioevo por la profusión de la cantera en los muros de sus edificaciones y un torreón en el espacio que alberga a la librería, en la que, además de literatura con temática religiosa, pueden adquirirse otros artículos como cruces, rosarios, pinturas, estampas, discos con oraciones, entre otros.

Adentrándose un poco, se encuentra una de las capillas de oración, en las que se respeta al máximo la petición que se lee desde la entrada: guardar absoluto silencio. El ambiente de calma, aunado a la luz que lo inunda gracias a los amplios vitrales en todo el perímetro, favorece la práctica de la oración. Más adelante, en otra capilla donde se resguarda al Santísimo, además de permanecer en silencio, hay que descalzarse para poder entrar.

La enorme cantidad de obras de arte, entre pinturas y esculturas, y espacios de relajante belleza como las fuentes y los jardines, dan la impresión de que hay un toque de divinidad en este centro en el que los fieles buscan encontrarse consigo mismos y con Dios, ya sea a través de la oración o de alguno de los retiros que ofrece este hermoso lugar.

A la espera del Señor

La palabra maranatha es la transcripción griega (μαρανα θα) de una expresión de origen arameo, compuesta por dos términos, que significa “El Señor viene”, según el uso dado por Pablo de Tirso en el siglo I de nuestra era, el cual quedó plasmado en la Biblia (1 Corintios 16:22).

 

Centro de Espiritualidad Carmel Maranatha: Km 66 Carretera México-Valle de Bravo. Valle de Bravo, Estado de México.
Acceso de visita: Gratuito
Horario de visita: Lunes a domingo, 10:00 a 18:00 hrs.
Reservaciones para retiros: 555 286 9923
Horarios de oficina: Lunes a viernes, de 10:00 a 13:30 hrs.