Callejoneadas de Zacatecas, al ritmo del tamborazo - Ruta al Descubierto
Publicidad

Callejoneadas de Zacatecas, al ritmo del tamborazo

Las noches son de fiesta gracias a una tradición que persiste, prácticamente, desde los orígenes de esta ciudad minera

28 Ago 19

Los tonos dorados del atardecer comienzan a bañar los edificios de la ciudad de Zacatecas y a lo lejos se escucha una tambora, en la calle, una multitud conformada por personas de todas las edades sigue al conjunto musical en un ambiente festivo y se detiene a bailar en alguna plazuela al ritmo de canciones como “El Caballo Mojino”, “Tristes Recuerdos” o “Mi Gusto Es”.

Después de poner en práctica sus mejores pasos durante algunos minutos y tomar un poco de mezcal, los participantes de esta especie de procesión musical continúan su camino hasta encontrar otra placita, un callejón o el atrio de algún templo para seguir sacando brillo a las losas al ritmo del tamborazo zacatecano y mantener viva la tradición de las Callejoneadas.

La presencia de esta tradición está fuertemente ligada al origen minero de Zacatecas, ya que su antecedente directo son los grupos de mineros que se reunían a tomar mezcal y llevar serenata a sus enamoradas en la noche, al terminar su jornada laboral, recorriendo las calles juntos.

Actualmente se mantiene la tradición y es un burrito el encargado de llevar el mezcal y refresco de toronja, para quienes gustan mezclar ambas bebidas; así, los participantes reproducen de alguna manera el peregrinar de aquellos mineros.

 

Por su tono festivo, las personas que así lo deseen pueden sumarse a la callejoneada con alguna de las agrupaciones que las realizan, aunque también existen eventos particulares, como una graduación o hasta un cumpleaños, en los que los organizadores contratan su propio burrito y su tambora, pero si encuentras alguna con estas características, es muy probable que también puedas integrarte a ella si quieres hacerlo.

Así que si un día visitas la ciudad de Zacatecas y sales a pasear por la noche, no te sorprendas si ves a mucha gente reunida en la calle, no se trata de una protesta ni de la toma de algún edificio público, sino de una manifestación de alegría muy propia de la geografía zacatecana.

Y en caso de que no quieras participar en una callejoneada “ajena”, las hay organizadas por el Gobierno local.

Paseo por Zacatecas

Antes de sumarte a la fiesta de las callejoneadas en la capital zacatecana, date tiempo para recorrerla con calma y disfrutar de algunos de sus muchos encantos:

  • Catedral de Zacatecas: Hubo dos templos, en el mismo sitio, antes de la Catedral, una parroquia (1568), una iglesia (1625) y desde 1725, el bellísimo edificio de cantera rosa.
  • Mercado González Ortega: Ubicado en pleno centro histórico, es uno de los primeros mercados de la capital zacatecana y destaca por la belleza de su arquitectura de estilo francés.
  • Museo Rafael Coronel: Entre máscaras, objetos prehispánicos, pinturas, títeres y artesanías, el museo exhibe más de 16 mil piezas en un ex convento franciscano del siglo XVI.
  • Templo de Nuestra Señora de Fátima: Es relativamente nuevo, su construcción inició en 1950 y concluyó en el año 2000, su arquitectura neogótica y cantera naranja cautivan a quien lo contempla.
  • Cerro de la Bufa: Un sitio emblemático, escenario de la Toma de Zacatecas el 23 de junio de 1914, considerada uno de los episodios más importantes de la Revolución Mexicana.

Agradecemos a Kanelita Ortega su hospitalidad y amable colaboración en la realización de este artículo

Facebook: Turisteando con kanelita